New Balance le hace un favor a adidas y se queda con Rockport

0
Tienda Rockport, marca adquirida recientemente por New Balance
  • Tras la adquisición de Reebok por parte de adidas 20 años después, en 2006, adidas incorporó también a la firma Rockport, vinculada a Reebok, para la que trató de orientar su negocio hacia el target de las mujeres
  • Hoy, 9 años después, podemos decir que los pobres números de adidas se han cobrado su primera víctima: la firma Rockport, vendida a New Balance por unos 242 millones de euros

Mayo de 2014. Apenas un mes antes de la disputa del Mundial se conocen las preocupantes cuentas de resultados de la multinacional alemana adidas, unos resultados que incluso llegaron a sorprender dentro de la propia firma que se había puesto como objetivo en ese año mundialista remontar sus ya de por sí preocupantes números obtenidos en 2013, recuperación que llegaría gracias al Mundial de Brasil 2014, del que la marca alemana era patrocinadora oficial. Sin embargo, no fue así y el asunto desencadenó una serie de consecuencias en el seno de la marca de las que ahora comienzan a recogerse los primeros resultados.

Unas cuentas desesperanzadoras

Durante todo el año 2013 adidas puso sus ojos (y objetivos) en el ansiado y esperado año mundialista 2014, que serviría presumiblemente para recuperar la senda de los buenos resultados económicos, algo que para desesperación de los dirigentes de la compañía no fue así.

Contrario a ello, la multinacional alemana se encontró a las primeras de cambio, y a apenas un mes del inicio del Mundial, con una realidad mucho más negativa incluso que la que se esperaba en el seno de la marca  hasta el punto de que en ninguna de las previsiones realizadas por adidas, ni siquiera en las más pesimistas se contemplaba un descenso en el beneficio neto de la entidad como el obtenido: algo más del 33%.

Medidas desesperadas

El que debía ser el año de la recuperación se acabó transformando en el año de la caída en bloque de los números de la marca. La desesperación cundió entre los dirigentes alemanes, que rápidamente pusieron sus miradas en un único responsable: Herbert Hainer, CEO de la entidad, al que muchos inversores en la firma responsabilizaban como el gran culpable de la debacle alemana.

Pero paralelamente a esto, en la entidad comenzaron a barajar la adopción de una serie de medidas desesperadas para poder enmendar la situación. Y entre todas esas medidas, estaba la venta de la marca Rockport, una firma de calzado adquirida por adidas en el
año 2006 y sobre la que tenía varias ofertas que hasta entonces habían
sido rechazadas (o al menos archivadas) por parte de los alemanes en uno de
sus cajones. Para tal fin, adidas puso el asunto en manos del Fondo de Inversión Guggenheim Partners que trataría de llevar a cabo la venta de la misma.

New Balance le hace un favor a adidas y se queda con Rockport

Ahora, a apenas cuatro meses para cumplirse un año de aquella decisión, la marca alemana ha logrado colocar esta filial en manos de quién menos esperaba: un grupo inversor encabezado por Berkshire Partners y al que también pertenece la firma de ropa deportiva New Balance, que desde un primer momento habría estado detrás de la operación. La venta habría alcanzado algo más de 242 millones de euros a favor de adidas.

 Rockport generó más de 300 millones de euros en ingresos para
adidas en 2014. Sin embargo, sus ventas cayeron hasta un 12,1% en este primer
trimestre de 2014 con respecto al mismo periodo del año anterior.

En 2013 se produjeron casi 8 millones de pares de zapatos Rockport,
lo que supuso un ligero incremento con respecto a 2012. Casi 2/3 partes
de los mismos fueron fabricados en China mientras que el resto
procedían de fábricas en Vietnam, la India e Indonesia.