Moratti vende el Inter a empresarios indonesios

0

Hace ahora algunos meses MD era uno de los primeros medios en sacar a la luz los movimientos que, entre bambalinas, estaba llevando a cabo el hasta ahora presidente del Inter de Milan, Massimo Moratti, con un grupo de empresarios indonesios al objeto de vender la mayoría de las participaciones que el magnate italiano tenía del conjunto transalpino.

Ahora, varios meses después como decimos, la realidad confirma lo adelantado por MD y Massimo Moratti es noticia en los principales medios de comunicación de todo el mundo por haberse ‘desprendido’ del conjunto italiano tras más de seis meses de importantes negociaciones que han deparado la venta del club a un grupo de empresarios indonesios encabezados por Erick Thohir, y en el que también están otros empresarios asiáticos como Roslan Roeslani y Handy Soetedjo.

El hasta ahora presidente da por cumplido así uno de los objetivos que se había planteado en el corto/medio plazo que no era otro que desembarazarse del 70% de las acciones que poseía del Inter, hecho éste que ha logrado finalmente a cambio de unos 300 millones de euros. La situación ahora es saber si Moratti se desvinculará totalmente del club (la familia Moratti ha estado históricamente vinculada de una u otra manera al Inter, a cuya presidencia llegó en el año 1995), o continuará como consecuencia del resto de acciones que continuarán en su poder, el 23% restante. El 7% restante está en manos de la familia Giulini, la firma de neumáticos Pirelli y otros pequeños accionistas.

La venta debe ser aprobada finalmente en asamblea el próximo 28 de octubre. No será la primera incursión en el mundo del deporte de Erick Thohir, propietario del holding Astra International, que ya controla el 15% de los Philadelphia 76ers de la NBA y una importante parte del accionariado de los DC United de la MLS.

El Inter de Milan se convierte, de este modo, en el segundo club italiano que pasa a manos extranjeras tras la venta de la AS Roma a un consorcio norteamericano. La primera intención del nuevo consorcio propietario del club transalpino es la construcción de un nuevo estadio con capacidad para generar unos ingresos en el club que rondarían, anualmente, los 100 millones de euros. La segunda, la explotación de la marca Inter de Milan a nivel internacional, comenzando como no por el mercado indonesio, donde el club cuenta con más de 10 millones de seguidores.