Mirandés: más allá del éxito deportivo

0
Hace poco leí en un diario un artículo que narraba una escena que describe a la perfección lo que acontece de un tiempo a esta parte en Miranda del Ebro fruto de las gestas deportivas de su equipo de fútbol: en una de las calles principales de Miranda un coche, con varias personas a bordo, mientras espera impaciente a que el semáforo se ponga en rojo, baja la ventanilla y pregunta a ‘grito pelao’ a los transeúntes: “…Oiga por favor, donde queda el Banco de Pablo Infante, el chico ese del Mirandés? Venimos de Madrid…”

El Club Deportivo Mirandés es el equipo de fútbol de la localidad burgalesa de Miranda de Ebro, de unos 40.000 habitantes, financiado fundamentalmente por las contribuciones de sus 3.500 socios y por las aportaciones que realizan sus patrocinadores, entre los que se encuentran entidades tan destacadas como la propia Coca-Cola o Banca Cívica, y de las Administraciones, aunque lo que reciben de estas son, en boca de sus dirigentes, más bien poco. Y es además el eje sobre el que ha girado gran parte de la actualidad deportiva de las últimas semanas por la enorme repercusión que su caminar en la competición del K.O., la Copa del Rey, ha deparado: el club ha alcanzado con todo merecimiento las semifinales de la Copa del Rey y se ha quedado tan sólo a un histórico paso de acceder a la gran final, de la que ha sido apeado, cayendo con honor y en un partido épico, por un grande de la liga BBVA, el Athletic de Bilbao.

Y tal es el eco que su hazaña ha provocado que tanto el club como Miranda, durante unas semanas, han sido ubicadas como centro de la noticia, como eje de la información. Han logrado que se hable de este modesto equipo en toda España y en el extranjero. Han logrado ganarse el cariño, la admiración y el respeto de muchos aficionados al fútbol. Han logrado muchísimas cosas. Pero las repercusiones y consecuencias de la proeza de estos jugadores y su entrenador que militan en la Segunda División B española no son únicamente deportivas. La promoción de la imagen del club y de la localidad sobrepasan, y mucho, lo meramente deportivo.

Cualquier campaña de promoción y marketing que cualquier entidad, sea o no deportiva, hubiera imaginado hacer no habría tenido los enormes beneficios que esta gesta ha supuesto.

Banca Cívica
La machada del Mirandés accediendo a las semifinales de la Copa del Rey no fue indiferente para nadie. Y tampoco para el Mercado Nacional de Valores. Banca Cívica, uno de los patrocinadores principales del club, vio a la mañana siguiente del pase a las semifinales como la cotización de sus acciones en el mercado continuo español experimentaron la mayor subida en lo que va del año, fruto, según la opinión de muchos economistas, de los rumores en las últimas semanas del noviazgo entre Banca Cívica e IberCaja, y fruto también, a opinión de muchos otros, y que muy pocos ponen en duda, del hecho de que la machada del Mirandés repercutió, considerablemente, en la cotización de sus valores ese día.

La economía de Miranda y del Mirandés
Para Miranda también ha supuesto una enorme repercusión: programas del prime time de la radiodifusión española se emitieron desde Miranda, con la publicidad que ello supone para el pueblo, y lo que dice el Alcalde, “sin gastar un solo euro”. El logotipo de Miranda ha estado expuesto en televisiones nacionales e internacionales durante varias semanas y la economía municipal se ha logrado beneficiar de esta inesperada promoción. Y en el club aún esperan liquidar cuentas con la Federación por llegar hasta semifinales, lo que le supondrá un plus extra a sus arcas.

Las redes sociales
Pero si en algún sector ha tenido repercusión la gesta de estos jugadores ha sido en las redes sociales, que han colocado al Mirandés y a Miranda en el centro de la socialmedia. A las felicitaciones que vía twitter ha recibido el club de futbolistas, dirigentes y autoridades, se suman otras mucho más llamativas quizás.

Para comenzar, el Mirandés fue trending topic mundial por unas horas; se creó una campaña para convertir el hashtag #aupamirandes en trending topic. Referencias al Mirandés las han realizado hasta Ana Blanco, que lo mencionó en su twitter tras eliminar al Espanyol, invitando a los españoles a ver al entrenador del club en el TD1. Pero hay más. El Mirandés ha entrado de lleno dentro del top ten de los clubes nacionales de fútbol más seguidos de nuestro país, con más de 17.000 seguidores y muy por delante de otros clubes que militan en la Primera División española. 

Y en lo referente a su web, ha multiplicado por mucho el tráfico en estas últimas semanas hasta el punto que Alexa estima en aproximadamente un 900% el incremento de visitas a la web en los últimos tres meses. Y hasta Sabina lo menciona en su blog en el poema “Estrafalario”.

En definitiva, toda una campaña de marketing y promoción que jamás hubiera conseguido sin la hazaña de estos jugadores que, sin saberlo, se han convertido en ‘brand ambassadors’ de Miranda, del Mirandés y de tantas otras compañías e instituciones.

Ayer un conocido me decía que tampoco era para tanto la repercusión lograda, que en dos semanas nadie hablará del Mirandés. Posiblemente. Y posiblemente en dos semanas nadie pregunte por el banco en el que trabaja Pablo Infante (como es posible que no esté jugando en primera división????). Posiblemente. Pero también posiblemente lo obtenido por estos jugadores y este entrenador pocas campañas publicitarias, de promoción o de marketing, más allá del éxito deportivo, podrán lograr y en tan poco tiempo, y a cuenta “únicamente” del esfuerzo y fe de estos jugadores. 

Por cierto, para aquellos chicos del coche, la oficina del jugador del Mirandés está en Quincoces de Yuso, a unos 50 kilómetros de Miranda.