Milan reza para que sus clubes estén en Champions

0

La ciudad de Milan está a punto de volver atrás en el tiempo. Concretamente 13 años atrás, a los años 2000-2001. Y los grandes responsables de este paso atrás no son otros que los dos grandes clubes de la ciudad lombarda: el AC Milan y el Inter de Milan.

La actual situación deportiva de ambos conjuntos no es precisamente buena. Con un claro apego a tiempos mejores, el Inter y el Milan deambulan por la liga italiana en esta temporada sin más pena que gloria, situados en 5 y 11 posición respectivamente, y muy alejados de los puestos que dan derecho a disputar la próxima edición de la Champions League en la temporada 2014/2015. Justo la misma situación que se vivió en la ciudad en la temporada 200/2001, la última en la que ninguno de los dos equipos de la ciudad logró meterse en Champions.

Y este hecho, a parte de ser un importante paso atrás para los aficionados, sobre todo, de ambos equipos, supone además un serio trastorno para el vivir diario de la ciudad, que de la noche a la mañana verá como dejan de venir a la misma millones de turistas que, espoleados por su afición a sus respectivos clubes, los acompañan allá donde disputen los encuentros. Traducido en términos económicos, las asociaciones empresariales de la ciudad ya cuantifican pérdidas valoradas en millones de euros que dejarán de ingresar los empresarios de la ciudad si los peores augurios finalmente se dan en la realidad: que ninguno de los dos clubes estén en Champions.

Para hacernos una idea de la repercusión que ello supondría para la ciudad, la Camara Oficial de Milan editó un informe respecto al impacto que la mejor clasificación de los dos clubes de Milan en Champions al mismo tiempo reportó a la ciudad. Ello sucedió en la temporada 2009/
2010, temporada en la que el Inter conquistó finalmente el título después de 45 años de espera. Su rival en la ciudad, el AC Milan, cayó apeado en cuartos de final eliminado por el Manchester United.

Sin embargo, la presencia de los dos clubes reportó pingües beneficios para la ciudad. El informe de la Camera di Commercio di Monza e Brianza valoró que la ciudad habría facturado hasta 80 millones de euros en concepto de alojamientos, compras, transporte y alimentación durante los encuentros que disputaron ambos conjuntos como locales en la ciudad. Solo el encuentro de semifinales ante el FC Barcelona generó aproximadamente 14 millones de euros en concepto de turismo en Milan.

Y estas cifras son las que la ciudad echará en falta, y mucho, de no tener ningún representante de la misma en la próxima edición de la Champions League. Como mal menor, la ciudad se conforma con que al menos uno de ellos acceda, como sucedió en la última campaña, la 2012-2013, pero lo que no quieren ver ni por asomo es la no participación de ninguno de ellos.

Milan no quiere volver 13 años atrás en el tiempo. Hay muchos millones en juego. Y en Milan lo saben. Sólo falta ahora que Inter y AC Milan también lo sepan y cumplan con lo que se supone deben hacer.