Microsoft confirma los contactos con el Real Madrid

0

Todo hace indicar que, más pronto que tarde, el Real Madrid, con su presidente Florentino Pérez a la cabeza, comercializará los derechos de naming rights del estadio Santiago Bernabéu, bien ya sea a través de su sentido más estricto, ‘rebautizando’ el estadio con el nombre de la casa comercial que finalmente se haga con la gestión de los mismos, bien sea poniéndole un ‘apellido’ al mítico nombre del estadio, tal y como parecen ser las aspiraciones de su presidente.

En este sentido, ya os hemos venido contando en MD cuál ha sido el proceso acaecido hasta ahora en las oficinas del Santiago Bernabéu. Nada más conocerse las intenciones del máximo responsable madridista, su presidente Florentino Pérez, de acudir a la explotación de los derechos de naming rights del estadio para poder financiar parte de las obras de remodelación a las que se va a someter próximamente el coliseo blanco, Fly Emirates, principal patrocinador de la camiseta del club blanco, volvió a manifestar su interés en retomar un asunto que ya en las negociaciones que se llevaron a cabo para convertir a la firma en la sustituta de la anterior marca que lucía en el pecho de la camiseta madridista, Bwin, salió a la palestra: la gestión de los derechos de naming rights del Santiago Bernabéu. En aquel momento, fuentes cercanas a las operaciones afirmaron que la oferta que Emirates puso encima de la mesa para rebautizar el estadio merengue ascendía a 54 millones de euros.

Posteriormente, pudimos conocer que no sólamente Emirates estaba interesada en la explotación de este tipo de patrocinio. Así, otro imporante patrocinador del club, la firma automovilística Audi, se encontraba dispuesta a entrar en la disputa de la oferta que el club blanco lanzaría para tratar de obtener el máximo rendimiento posible a la cesión de la gestión de unos derechos hasta ahora no explotados comercialmente por el conjunto madridista.

Pero quizás la sorpresa más grande en este sentido, la que ha acaparado más portadas en los medios de comunicación, ha sido el interés de la compañía dirigida por Bill Gates, Microsoft, en ponerle nombre o apellidos al Santiago Bernabéu. Así, si hace unos días adelantábamos la reunión que Florentino Pérez había tenido en Madrid con representantes del gigante de la informática norteamericano, aprovechando la visita del propio Bill Gates a España para formalizar la compra de un paquete del accionariado de la empresa FCC, no teníamos hasta el momento confirmación oficial, por ninguna de las partes, ni por el Real Madrid ni por nadie perteneciente a Microsoft, de que las mismas fueran realmente ciertas. Pero eso era así hasta el día de ayer.

Así, la presidenta de su filial en España, María Garaña, ha confirmado en una entrevista concedida a Antena 3, que el gigante de la informática se encuentra en serias negociaciones con la entidad que preside Florentino Pérez para tratar de alcanzar un acuerdo que le concedan la gestión de los derechos de naming rights del estadio madridista. Sin querer entrar en demasiados detalles, Garaña ha confirmado las excelentes relaciones que en la actualidad tienen con el club blanco (Microsoft tiene importantes acuerdos firmados con la Fundación Real Madrid como ya comentamos en MD), hecho éste que ha llevado al presidente madridista a ‘tantear’ el posible interés de Microsoft por hacerse con la cesión de tales derechos, “aunque es una oferta que también ha realizado a otras compañías”, reconoció Garaña.

La idea de Pérez, como decimos y como el mismo se encargó de anunciar el pasado mes, es cambiar de ‘apellido’ al Bernabéu, aunque no se tomará una decisión en firme hasta mediados del año próximo, debido sobre todo a la extrema delicadeza con la que está llevando el asunto en primera persona el propio Florentino Pérez, conocedor de lo delicado que puede ser el asunto a efectos sentimentales para la masa social madridista.

Lo que si conocemos es que, a expensas de nuevas incorporaciones a la puja, tres marcas se han colocado en las primeras posiciones de la línea de parrilla: Emirates, Audi y Microsoft.