Messi no quiere juicio y busca un pacto con el fisco español

0

El tormentoso caso en el que se está convirtiendo lo que ya muchos consideran como uno de los culebrones del verano español, el asunto del presunto fraude fiscal de Leo Messi al fisco español, ha conocido en el día de ayer otro nuevo capítulo, protagonizado por el propio Leo Messi o sus representantes.

Así, según varios medios españoles, los representantes del jugador, con su padre a la cabeza, estarían presuntamente negociando con la Hacienda Española el abono de 15 millones de euros para dar el asunto por zanjado, algo a lo que supuestamente se opondría de manera frontal la Fiscalía después de imputar a Messi y a su padre.

Estos 15 millones de euros se vendrían a unir a los 10 millones que ya puso sobre la mesa de la Hacienda española el jugador la semana pasada en concepto de provisión de fondos para sus declaraciones de la renta correspondientes a los años 2010 y 2011, a través de unas declaraciones complementarias. El trato que ahora pretende cerrar por 15 millones de euros sería la cuantía correspondiente a las acusaciones del presunto delito en el que ha incurrido en los ejercicios 2007, 2008 y 2009.

Expertos consultados del sector consideran que, además de las penas a las que se podría enfrentar el jugador, el delito por evasión fiscal en España está castigado con penas de 2 a 6 años por cada delito además de multas que podrían llegar a seis veces la cuantía defraudada cuando la evasión exceda de los 600 mil euros, se encontraría la preocupación del entorno del futbolista del enorme daño que todo este tema estaría provocando en su imagen de cara a futuros acuerdos comerciales.

No debemos olvidar que, según la revista Forbes, Messi es uno de los deportistas mejor pagados del mundo, con unos ingresos que sólo en acuerdos comerciales rondarían los 20 millones de euros anuales que procederían de firmas como adidas, PepsiCo o P&G.