Messi-Neymar, piezas claves de la partida de adidas y Nike para Brasil 2014

0

Una de las competiciones deportivas más seguidas a nivel mundial, sino la que más, la Copa del Mundo FIFA, cuya próxima edición se disputará el año que viene en Brasil, será el escenario de la que será la última, hasta entonces, partida de ajedrez de las dos grandes firmas de ropa deportiva a nivel mundial, la marca alemana adidas y la firma norteamericana Nike.

Y dentro de esta peculiar partida, ambas marcas tienen entre sus piezas del tablero a dos importantes embajadores, Messi (adidas) y Neymar (Nike) que, cual reyes en el ajedrez, estarán rodeados de otras importantes fichas (jugadores) en cada bando.

Aunque aún resta un año, que para muchos es una eternidad, para las dos grandes marcas rivales este periodo es insignificante, tanto que en ambos casos ya tienen más que elaboradas sus estrategias para la gran cita brasileña. El triunfo de una u otra en el Mundial, el éxito de adidas o de Nike, supondrá el reinado en el mundo del marketing dentro del fútbol durante los próximos años, hasta la disputa del siguiente Mundial. Y esto es algo que a las compañías les importa, y mucho.

Al respecto, adidas tiene una ligera ventaja sobre la firma de Oregon. Es patrocinador oficial UEFA y FIFA, por lo que su marca estará más que presente a lo largo de todo el torneo. Además, su historial dentro del fútbol se remonta casi a la década de los 50 del siglo pasado, mientras que en Nike podemos decir que su irrupción en este deporte no se hace realmente importante hasta el año 1994. Sin embargo, si de números hablamos y de estimaciones de cara al Mundial, las cifras son más que parejas.

La marca alemana estima que el año que viene supondrá la obtención de unos beneficios records de 2 billones de euros, de los cuales, las ventas relacionadas con el mundo del fútbol ascenderían a cerca de 1.700 millones de euros. En Nike le andan a la par. El presente año supuso un incremento de casi el 9% en sus ingresos procedentes del fútbol, hasta situarse en alrededor de los 1.900 millones de euros. Y sus estimaciones para el año mundialista son casi tan espectaculares como las de adidas.

La marca alemana tiene en la actualidad la sponsorización técnica de las cuatro primeras selecciones del mundo, España, Alemania, Colombia y Argentina. Pero Nike tiene un enorme contrapeso a ese cuarteto a través de la sponsorización técnica de una de las grandes candidatas al título final y, además, país anfitrión, Brasil.

Las redes sociales son otro elemento que valoran y mucho ambas compañías, conscientes de la importancia que tendrá en la cita mundialista. Y ahí, Nike sí supera a adidas. Así, su cuenta oficial en Facebook cuenta con casi 19,5 millones de fans por los apenas 14 millones con los que cuenta la marca alemana,  mientras que en Twitter Nike triplica, con 1,5 millones de seguidores, los datos arrojados por adidas, con apenas 500.000 seguidores. En Youtube la tendencia también presenta un claro sabor a Nike, con más de 700.000 suscriptores por apenas 167.000 seguidores.

Por lo tanto, ambas compañías se afanan en buscar ese elemento diferenciador que suponga el plus que le permita asestar el golpe definitivo a su rival. Pero ahí, también están equiparadas las fuerzas. adidas cuenta con el que es considerado mejor jugador del planeta, el argentino Leo Messi, con más de 47 millones de fans en su cuenta de Facebook y gran embajador de la marca. Nike, por su parte, y a la espera de que explote definitivamente a nivel mediático el nuevo fichaje del FC Barcelona, el brasileño Neymar, sobre el que tiene depositadas todas las esperanzas para el Mundial de Brasil, contrarresta ese poder mediático del argentino y adidas con la figura de Neymar sustentada mientras espera su eclosión definitiva por el hasta ahora rey de la firma norteamericana, el portugués Cristiano Ronaldo, con 60 millones de seguidores en Facebook.

Todo el mundo, dentro del sector del marketing deportivo, considera clave ambas figuras, compañeros en el FC Barcelona pero rivales tanto con sus selecciones como con sus marcas deportivas. Todo el mundo, como decimos, es consciente de que gran parte de las esperanzas de éxito de ambas compañías están depositadas en las figuras de estos dos cracks del fútbol mundial. Y por eso, mientras se disputa esta emocionante partida de ajedrez, las marcas tratan por todos los medios de proteger a sus piezas claves, y preparan toda su artillería pesada a nivel mediático con ambas figuras como estrellas. Algunos especialistas afirman que, en este sentido, también Nike lleva las de ganar, pues el caracter alegre, jovial, divertido de Neymar encuadra mucho más en las campañas y acciones de marketing de Nike que el, por su parte, caracter más introvertido y recogido del argentino, lo que provoca que ese plus de ventaja que podría tener adidas por tener en su portfolio al considerado mejor jugador del mundo queda reducido por ese ciclón mediático que parece ser, todo apunta a ello, es el brasileño Neymar. De hecho, un informe de la prestigiosa SportsProMedia consideraba al brasileño como el deportista más rentable a nivel mundial en capacidad comercial, superando a Messi y a Cristiano Ronaldo. En este sentido, baste un dato: su presentación con el FC Barcelona hace apenas un mes tuvo un impacto mediático valorado en 9 millones de euros.
 
Todo está previsto. Las espadas están en todo lo alto. Y mientras diseñan su estrategia, ambas compañías rezan para que las lesiones no aparten a ninguno de la gran cita mundialista, lo que sería un enorme contratiempo no sólo para los aficionados, que perderían poder disfrutar con las acciones de dos jugadores de la talla de ambos, sino para las propias compañías.