Mercedes tuvo que ceder para poder fichar a Hamilton

0

El pasado viernes el mundo de la Fórmula Uno vivía un movimiento que conmocionaba a todo el sector: el fichaje del británico Lewis Hamilton, actualmente en McLaren, por la escudería Mercedes, de la que tantas veces hemos hablado aquí que su viabilidad para el año que viene dentro de la Fórmula Uno estaba en entredicho por el interés de los responsables de la marca de abandonar poco a poco el gran circo.

Pues este muerto, al parecer, está muy vivo aún. Y es que, como os digo, Mercedes sorprendía a propios y extraños con el anuncio de la incorporación, a partir de la temporada que viene, de uno de los grandes pilotos actuales de la Fórmula Uno, el inglés Lewis Hamilton. Pero si ya era grande la sorpresa, más lo fue al saber que sería el que cubriría la vacante que iba a dejar en la escudería el siete veces campeón del mundo, el aleman Michael Schumacher.

Pero lo que muy pocos quizás conozcáis es el ‘sacrificio’ que ha tenido que hacer Mercedes para poder incorporar a Hamilton. Y no sólo directamente, mediante el desembolso de una gran suma de dinero para poder ficharlo, sino también indirectamente. Y es que en la escudería han tenido que dar su brazo a torcer y admitir que el inglés traiga sponsors personales propios consigo, hecho éste que no era muy del agrado de la escudería alemana y con el que Hamilton ya tuvo que pelear duramente en McLaren, dónde sólo se le permitió un acuerdo comercial propio. Así, McLaren sólo admitió a Hamilton que trajera a Reebok como sponsor propio, lo que provocaba indirectamente que el inglés tuviera que asociarse, sí o sí, si quería explotar su imagen con las firmas que estaban unidas a McLaren. Y este fue uno de las exigencias que el inglés puso encima de la mesa para firmar con Mercedes, que, tras mucho pensarlo, admitió esta posibilidad y facilitó la llegada del inglés a la escudería.

Lo que no se conoce es la cifra por la que ha firmado con Mercedes. Estaremos atentos.