McDonalds activa su campaña para Brasil 2014

0

La asociación de gigantes de la comida “rápida” con eventos deportivos de una importante notoriedad mundial, como pueden ser los Juegos Olímpicos o los Campeonatos del Mundo organizados por FIFA, siempre ha estado rodeada de una enorme polémica.

Muchos de vosotros, los más fieles de MD, seguro que recordaréis la enorme campaña de presión que se organizó en Londres durante los Juegos Olímpicos para que el LOCOG, comité organizador de los Juegos londinenses, y por extensión el Comité Olímpico Internacional, renunciara al apoyo, eminentemente económico, que procedía de gigantes de firmas que poco tienen que ver con una forma de vida saludable en cuanto a los productos que promocionan, como eran McDonalds o Coca Cola.

Es por ello que el esfuerzo que estas compañías realizan para asociar esa imagen tan vilipendiada a nivel de un importante sector de la afición por su escasa relación con el deporte sea cada vez mayor al objeto de tratar de romper esa disociación que impide la alianza entre lo que se considera “comida basura” (o bebida) y la práctica deportiva.

En este entorno se encuentra el gigante McDonalds, la conocidísima cadena de restaurantes de comida rápida norteamericana que ejerce como patrocinador oficial de la Copa del Mundo FIFA desde el año 1994 (año en el que, casualmente, se celebró el Mundial en los Estados Unidos) y que desde entonces es uno de los grandes apoyos económicos de FIFA para la organización del evento.

Así, la cadena ha presentado recientemente sus campañas para la activación de su relación con el Mundial de Brasil 2014. Y la que más notoriedad ha tenido en los medios es su propuesta en la que niños de entre 6 y 10 años tendrán la oportunidad de acompañar a sus ídolos en la salida al cesped de los equipos en los respectivos encuentros mundialistas, algo que podrán verlo millones de espectadores.

La iniciativa, que no es para nada original pues otras empresas hacen lo mismo con otras competiciones, permitirá que 1400 niños y niñas de todo el mundo, participen en un proceso de selección para tomar parte de una iniciativa que McDonalds puso en marcha por primera vez en el Mundial del año 2002, en la Copa del Mundo celebrada en Corea del Sur y Japón, y en el que ya han participado más de 10.000 niños de todo el mundo.