Sharapova quiere cambiar su apellido para el US Open por el de Sugarpova

0

Las excentricidades que las estrellas del deporte suelen llevar a cabo y que copan las portadas de los medios de comunicación cada cierto tiempo no dejan de sorprendernos por mucho que las mismas sean cada vez más habituales. Sin embargo, en el caso de la iniciativa de Maria Sharapova, más que un capricho de niña rica, todo parece orientado hacia una estudiada estrategia de marketing para potenciar su marca de caramelos, Sugarpova, en los Estados Unidos.

Maria Sharapova, o más bien sus representantes, han presentado en la Corte Suprema de Florida una solicitud para cambiar de apellido de tal manera que Maria Sharapova, en caso de ser aceptada la misma, pasaría a llamarse Maria Sugarpova, apellido que sería la denominación de su marca de golosinas.

El objetivo no es otro que disputar el US Open que comienza la semana que viene bajo esta denominación y utilizar una indumentaria donde el logotipo de la marca, unos labios rojos, aparezca como logo de la ropa que utilice la tenista rusa. Para ello, para obtener el visto bueno, no sólo debe contar con la autorización de la Corte Suprema de Florida para el cambio de apellido sino que además deberá de tener la pertinente y preceptiva respuesta afirmativa de los organizadores del US Open para que la tenista rusa pueda utilizar ese apellido durante la celebración del torneo.

El asunto no es un capricho más de la tenista sino que responde a una estudiada estrategia de marketing con la que la jugadora rusa y sus asesores pretenden potenciar su marca de golosinas en suelo norteamericano. Sharapova invirtió más de medio millón de dólares en su aventura empresarial con la creación de una compañía de golosinas llamada Sugarpova. La tenista está considerada como la deportista femenina que más ganancias tiene de todo el mundo según la revista Forbes, con casi 30 millones de dólares anuales. Entre suspatrocinadores personales se encuentran firmas del prestigio de Nike o Porsche.

Sharapova ha recibido multitud de críticas desde el lanzamiento y puesta en marcha de su compañía de caramelos procedentes de asociaciones por la defensa de una alimentación sana y saludable, pero lejos de apagar los deseos empresariales de la tenista, parecen haberle dado aún más fortaleza pues espera expandir el negocio con una línea de cosméticos, otra de moda y otra de accesorios aglutinadas todas bajo la misma marca.

El cambio de apellido sería más que nada circunstancial y exclusivo para dicho torneo. Una vez concluído el mismo, Sharapova recobraría su apellido original, aunque en caso de tener éxito esta estrategia, no es descartable que la vuelva a utilizar en algún otro torneo.