Marcos Baghdatis y el enfado con su sponsor Tecnifibre

0

La mayoría de los asistentes al partido que enfrentaba al tenista chipriota Marcos Baghdatis con el suizo Stanislas Wawrinka en el partido de segunda ronda del Open de Australia de Tenis no daban crédito a lo que estaban viendo: en apenas 25 segundos, Baghdatis, presa de la ira, destrozó literalmente cuatro raquetas contra el suelo de la pista. Un extraño comportamiento que no dejó indiferentes a propios ni extraños. La gracia le costó al chipriota una multa de los organizadores que ronda los 800 euros. Para colmo, Baghdatis fue eliminado por el suizo, que se cargó así de un plumazo al que fuera finalista del mismo torneo en el año 2006.

Pero este “extraño” comportamiento parece tener una razón y no es otra que el enorme enfado que se ha cogido el tenista con su sponsor Tecnifibre tras la decisión, de éste último, de dar por finalizado el acuerdo que les unía a finales de 2011, en los últimos días de Diciembre, y decidir no continuar con el patrocinio.

En un acto más que meditado, el ex top ten decidió acudir a Australia con el remanente de raquetas que le quedaban de su ya ex-patrocinador para montar el numerito que montó, queriendo dar, por un lado, una imagen de desaprobación a la postura alcanzada por Tecnifibre, y por otro lado, pretendiendo menospreciar a la marca y lesionar la imagen de la misma.

Pero según directivos de la propia Tecnifibre, parece que la jugada no le ha salido del todo bien a Baghdatis, pues según han afirmado desde dentro de la propia compañía, “a pesar de que nuestro contrato terminó, la repercusión que ha tenido el hecho ha sido quizás la mejor campaña de marketing que nos ha podido hacer”.