Madrid, Tokyo y Estambul se jugarán organizar los Juegos 2020

0

La reunión del Comité Olímpico Internacional en Quebec dio su sentencia: Doha y Bakú quedaban elimadas. La carrera por organizar los Juegos Olímpicos del año 2020 quedaba reservada a tres candidatas: Madrid, Tokyo y Estambul.
Así lo anunciaron el Director General de dicho
organismo, Gilbert Felli, y el Director de Comunicación de
dicho organismo, Mark Adams, en el Auditorio Principal del
Palacio de Exposiciones de Quebec. Así, y en base a la puntuación, los organizadores de la candidatura de Madrid deben estar bastante satisfechos pues ocupan la Pole Position en esta particular carrera, habiendo obtenido una calificación de 8,08 puntos frente a los 8,02 puntos obtenidos por Tokyo. Estambul queda más rezagada, con algo menos de 7 puntos. La gran sorpresa sin duda fue la eliminación de una de las ciudades que en principio más sonaban en las quinielas al menos para superar este primer corte: Doha y sus petrodólares.

Así las cosas, las tres candidaturas tienen algo más de un año de plazo para cerrar los detalles de sus propuestas antes de que el próximo 07 de septiembre de 2013, en la ciudad argentina de Buenos Aires, se decida quién será la elegida. Aunque todas tienen sus posibilidades, todo parece que será una reñida lucha entre Madrid y Tokyo. A grandes rasgos, estos son las ventajas e inconvenientes de las tres seleccionadas:

Madrid 2020: Su punto fuerte es el hecho de contar con más del 80% de las instalaciones ya construídas, por lo que la inversión a realizar se reduce bastante además de dar al COI la seguridad de contar ya con una gran parte del proyecto realizado, eliminando por lo tanto los riesgos de retrasos, imposibilidades de construcción, etc… El hecho de optar por tercera vez consecutiva también es un punto a su favor que lo tendrán muy en cuenta en el COI. Sin embargo, cuenta con un lastre importante: la situación económica de España, sumida en una profunda crisis, con rumores de ser rescatada por la Unión Europea tal y como ya sucedió con Grecia, Irlanda y Portugal. España y sus dirigentes tienen de plazo algo más de un año para presentar mejores datos económicos que acaben con este pesado lastre que supone para la candidatura la actual coyuntura económica.

Tokyo2020: Su proyecto es, técnicamente, impecable, y así lo ha reconocido el COI. Al igual que sucedió con su candidatura para 2016, Tokyo basa toda su fuerza en un proyecto muy consolidado que da la confianza suficiente al COI como para catalogarlo como tal. Sin embargo, cuenta con importantes preocupaciones que lastran su candidatura de manera sustancial: la primera, que de las tres candidatas, es la única que ya organizó unos Juegos en el año 1964, a lo que hay que sumar la cercanía de los Juegos de 2008 celebrados en otra ciudad asiática, Beijing, en China. Además, el riesgo a la contaminación radiactiva que existe tras el desastre provocado por el tsunami que asoló el país en
2011, es una cuestión que el COI tiene muy presente: no en vano, han sido numerosas pruebas internacionales celebradas en Japón las que han presentado sus reticencias, sobre todo por parte de los deportistas y federaciones participantes, a viajar a aquel país por dicho peligro. El COI lo último que quiere es una oleada en forma de presiones y amenazas de los Comités de cada país acerca de la oportunidad o no de viajar a Japón.

Estambul2020:  Quizás la mayor sorpresa. Muy pocos apostaban porque Estambul pasara el corte y Doha quedara en la carrera. La candidatura de Estambul juega con su apuesta por el mensaje que lanzó Río para lograr ser la sede de los Juegos de 2016: serían los primeros Juegos que se celebrarían en un marco Europa-Asia. Esto, unido al enorme crecimiento de su economía, 9,4% en el año 2010, suponían un goloso caramelo para el COI, tan deseoso de organizar estos eventos en zonas donde nunca antes se habían realizado. Sin embargo, las aspiraciones del país turco a organizar la Eurocopa de fútbol de la UEFA de ese mismo año, candidatura que tiene muchísimas posibilidades de ser finalmente la elegida tras las pocas alternativas presentadas para tal evento y los deseos de la UEFA de conceder la misma a Turquía, han supuesto un enorme contrapeso del que la candidatura olímpica está saliendo a duras penas. A las ‘amenazas’ veladas tanto del COI como del presidente de la UEFA de que Estambul debía centrarse en una sóla candidatura, o bien la de los Juegos o bien la de la Eurocopa, y ante las posibilidades casi certeras de que se le conceda la de la Eurocopa, el propio gobierno turco ha manifestado la complejidad de albergar en el mismo año dos eventos de esta envergadura, por lo que todos los puntos a favor que presentaba la candidatura ante el COI han quedado relegados a un segundo plano. Aunque para nada es descartable, dada lo aficionado que es el COI a deparar sorpresas en sus elecciones.

En definitiva, tres ciudades candidatas. Las tres, en mayor o menor medida, con posibilidades. Próxima cita: Buenos Aires, 2013. Año y medio para convencer al COI de que su candidatura es la mejor. Suerte a las tres.