Madrid 2020 defiende que no será la continuación del fiasco de la candidatura olímpica de Roma

0

No seremos una Roma II“. Con estas palabras ha sentenciado la consejera delegada de Relaciones Internacionales de la candidatura de Madrid 2020, Theresa Zabell.De este modo respondía a las continuas alusiones que desde diversos
ámbitos se están produciendo en el sentido de que la difícil situación
económica por la que atraviesa España será motivo más que suficiente
para que el Gobierno español no aporte las garantías económicas y
financieras suficientes ante el COI que permiten afrontar con solvencia
una eventual sede olímpica.

Hay que recordar que estos rumores no son infundados puesto que muchos están viendo en todo este proceso el mismo que siguió la candidatura olímpica romana y que dio al traste con las esperanzas del Comité Olímpico Italiano de que Roma albergara los Juegos de ese año al tener que retirar la candidatura de esa carrera olímpica tras el anuncio del gobierno italiano de la imposibilidad de hacer frente a las garantías económico-financieras exigidas por el COI dada las enormes dificultades económicas que atraviesa el país transalpino (Ver Artículo en MD).

En este sentido, Theresa Zabell ha afirmado que, ante las posibles críticas que pueden surgir de la propia sociedad española, sometida a duros ajustes económicos, los españoles y el propio COI deben ver el gasto que generará ser sede olímpica, si ello finalmente sucediera, como una oportunidad, como una inversión para tratar de reactivar la economía de un país sumamente castigado en cuanto al desempleo se refiere, tratando de hacer un paralelismo con la situación que se vivía en España en los años previos a la organización de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y, cuya organización, supuso una reactivación de la economía española. “La situación económica es un tema extra que no existió en las últimas
candidaturas”, dijo Zabell, ganadora de dos medallas de oro olímpicas.
“Apostar por los Juegos Olímpicos no es un gasto. Es una inversión para
nuestro país. No sólo a nivel material también a nivel moral”.

La candidatura de Madrid tiene todas las instalaciones excepto seis
construidas, pero ha decidido cambiar el enfoque de las anteriores
ofertas y centrarse en aspectos deportivos de los Juegos. “Necesitamos de verdad los Juegos. Tenemos un desempleo muy alto y necesitamos los Juegos para movilizar al país”, dijo Zabell. “El porcentaje de jóvenes menores de 25 años en paro
es muy alto y son la generación mejor formada que tenemos en toda la
historia de España y necesitamos darles su primera oportunidad de
trabajo. No hay mejor fuerza para cambiar que los Juegos”.

Madrid competirá con otras cuatro ciudades aspirantes a organizar los Juegos como son Bakú (Azerbaiyán), Tokyo (Japón), Estambul (Turquía) y Doha (Qatar). Y Madrid se encuentra entre las grandes favoritas del quinteto por hacerse con el triunfo final. Sin embargo, las otras aspirantes ‘confían’ en que Madrid sea la continuación de Roma y tenga que retirar su candidatura de la carrera olímpica tal y como han manifestado desde la candidatura de Doha (Ver Artículo en MD). Otra que también parece tener los días contados en esta carrera es la candidatura olímpica de Estambul, seriamente perjudicada por la presentación de Turquía como candidata a organizar la Eurocopa de la UEFA de ese mismo año, con enormes posibilidades de ser la elegida por parte de UEFA para ese evento, lo que automáticamente la descarta de todas las quinielas e incluso se está ‘obligando’ por parte de UEFA, COI y el propio gobierno turco a retirar la candidatura de Estambul de la carrera olímpica (Ver Artículo en MD). La retirada de Alemania de las aspiraciones para organizar la Eurocopa de ese año 2020 ha perjudicado más si cabe la candidatura olímpica de Estambul (Ver Artículo en MD).

En definitiva, entre unas cosas y otras, lo que verdaderamente está por ver es quién llega con la suficiente salud a Buenos Aires, ciudad donde el COI elegirá en el septiembre del año que viene a la ciudad organizadora de los Juegos 2020.