Los uniformes del equipo olímpico español, motivo de polémica en España

0

“Horteras”, “de muy mal gusto” o “serían ideales…eso sí, para la tripulación de una compañía aérea”, son algunas de las opiniones que estos días se están vertiendo en España acerca de los uniformes del Equipo Olímpico Español, inmersos en tal polémica, que incluso ha llegado a las filas del Concreso de los Diputados.
Si no conocéis la historia, os la cuento. Hace unos meses son presentados en España, casi de incógnito, y con apenas repercusión en los medios, los que parecían iban a ser los uniformes del equipo olímpico español para los Juegos de Londres 2012. Hasta aquí todo normal, dejando a un lado el que pudieran gustar más o menos a unos o a otros. En aquel momento, nadie puso el grito en el cielo cuando se supo que sería la firma italo-rusa Bosco, la encargada de vestir a España en estos Juegos. La cuestión se fue enconando un poco cuando, paulatinamente, el resto de equipos olímpicos iban presentando sus uniformes, de mejor gusto en cuanto a diseño según muchos, aunque todo es opinable. Y ya se desmadró cuando alguien, en algún lugar, se percató de que mientras en Estados Unidos se confiaba este trabajo a Ralph Lauren, en Italia a Emporio Armani o en Gran Bretaña a Stela McCartney, es decir, firmas nacionales, en España se confiaba el diseño a una firma poco conocida, Bosco (muchos se preguntan si este revuelo se habría creado de haber sido alguna compañía de más renombre internacional la encargada de diseñarlos), y además, de nacionalidad extranjera.

La verdad sea dicha, todo tiene una cierta explicación fuera de los marcados tintes políticos que se le quiere dar a la cuestión. Para empezar, hay que decir que desde el COE se afanan en afirmar que ya en la presentación comunicaron que los verdaderos uniformes no verían la luz hasta mediados de Junio y serían presentados por los miembros del equipo olímpico español (cosa esta muy criticada en su momento, que fueran unos simples maniquís los encargados de presentarlos). ¿Y qué sucede en cuanto a la nacionalidad? ¿Acaso no hay firmas deportivas españolas interesadas en vestir al Equipo Olímpico Español? Pues, por mucho que sorprenda, la realidad es esa: no las hay. De hecho, en los anteriores Juegos Olímpicos, por primera vez una firma extranjera que vestía al Equipo Olímpico Español pagaba por ello: se trataba de Li-Ning, a la que en este nuevo concurso, Bosco ha arrebatado ese puesto.

Según el COE, al parecer, equipar a los atletas españoles no es un elemento lo suficientemente atractivo para las marcas españolas, pues, de todas las ofertas presentadas cuando se abrió el concurso para Londres 2012, tan sólo una era española, y su oferta era muy inferior al resto de las presentadas. Se nos plantea entonces otra cuestión: ¿No es rentable por lo tanto equipar a un país de tantísimos éxitos deportivos como España en unos Juegos Olímpicos? Personalmente creo que, indudablemente, sí que es rentable. Pero el hecho de vestir o de conseguir ese concurso de licitación para equipar al Equipo Olímpico no es garantía de rentabilidad para la firma: es necesario una verdadera campaña de promoción y activación de la marca que en estos tiempos de crisis es muy difícil de llevar a cabo, ya que las cantidades destinadas por las compañías a patrocinio deportivo son cada vez menores, a menos que estés dentro de las consideradas gigantes internacionales. Es decir, el hecho de vestir al Equipo Olímpico no es sinónimo de una tasa de retorno lo suficientemente interesante y positiva para la marca. Conlleva, en todo caso, un esfuerzo adicional en forma de estrategias y políticas de marketing y promoción de la misma, que, traducido en dinero, supone una inversión considerable a las que no todas pueden hacer frente. En España, a día de hoy, marcas de ropa deportiva lo suficientemente fuerte como para querer meterse en esta aventura, se cuentan con los dedos de la mano.

Y estando así las cosas, se destapa la polémica por unos diseños que ahora dicen no son los definitivos, y donde nos encontramos con que el COE dice que son obra de Bosco y Bosco dice que los ha hecho en base a las directrices dadas por el COE. Sea como fuere, una polémica mal gestionada y mal encauzada por el propio COE.

Para ponernos un poco en antecedentes de qué ocurrió en otros Juegos, y para finalizar el artículo, os dejo como vestimos en anteriores Juegos Olímpicos a ver qué os parecen los diseños:

Los Ángeles 84: Adidas

Seul 88: Adidas 

Barcelona 92: Kelme

Atlanta 96: John Smith

Sidney 2000

Atenas 2004

Beijing 2008: Li-ning