Los Thunder no lucirán el logo campeón de SuperSonics

0
Los Thunder no lucirán el logo campeón de SuperSonics
  • El nuevo diseño de las camisetas NBA para la próxima temporada recoge un pequeño homenaje en la parte trasera del cuello a las franquicias que han conquistado algún anillo en su historia
  • Oklahoma, que procede de Seattle, se niega en rotundo a lucir esa marca que homenajearía al título logrado por los SuperSonics en la década de los 70

El nuevo diseño de las camisetas NBA para la próxima temporada está provocando no pocos dolores de cabeza a la organización, que ve ahora con preocupación la aparición de situaciones que no estaban planteadas inicialmente cuando fueron aprobados, en conveniencia con la marca alemana adidas, firma encargada de suministrar las equipaciones de todas las franquicias, los nuevos uniformes.

A partir de la temporada 2014/2015, los nuevos diseños concebidos por adidas y la NBA mostrarán en la parte posterior de las camisetas una pequeña marca en color oro en el cuello en aquellas franquicias que hayan ganado un anillo de la NBA, una marca que representará el Trofeo Larry O’Brien junto con una anotación de las veces en la que la franquicia se ha hecho con el mismo.

Un problema con Oklahoma y los Supersonics

Sin embargo, como decíamos anteriormente, cuando organización y multinacional alemana se plantearon este giro en los diseños no contaron con situaciones sobrevenidas que ahora suponen un auténtico problema logístico y operativo a la propia NBA.

La idea prevista por ambas organizaciones de homenajear, en la camiseta, a las franquicias ganadoras de un anillo NBA, aunque loable en su propósito, parte con varias vías de agua. Pero hay una que llama poderosamente la atención: existen varias franquicias que tienen una historia antes de que finalmente acabaran estableciéndose en ésta o en aquélla ciudad. ¿Qué sucedería en este caso si la nueva sede se opone a homenajear títulos conseguidos en otra ciudad?

Esto es lo que sucede con la franquicia de los Oklahoma City Thunder, que se han negado en rotundo a lucir en el cuello de su camiseta la marca que reconoce el título conseguido por los SuperSonics en la temporada 1978/1979, cuando la franquicia aún estaba en Seattle, ante Washington por 4 victorias a 1.

Los Supersonics permanecieron en Seattle hasta la temporada 2007-2008, que fue la última en la que defendieron su papel en la NBA en la ciudad de Seattle. En el año 2006, los Seattle SuperSonics fueron vendidos por 350 millones de dólares a un grupo de inversores de Oklahoma City que, tras doce meses de duros problemas, acabaron llevándose la franquicia a la ciudad de Oklahoma, la misma que ahora se niega a ver en el cuello de sus camisetas el título conseguido por los SuperSonics en la década de los 70.