Los Rockets, la venta más cara de la historia de la NBA

0
Houston Rockest
La venta de los Rockets se ha convertido en la operación más cara jamás llevada a cabo en la NBA
  • Un multimillonario presidente de una de las corporaciones dentro del sector de la restauración más grande de todos los Estados Unidos, ha adquirido la franquicia mexicana a cambio de 2.200 millones de dólares.

Ya es oficial. Los Houston Rockets tienen nuevo dueño desde ayer martes. Tilman Fertitta, que así se llama el multimillonario que ha adquirido la franquicia texana, ha entrado en la historia de la NBA al haberse convertido en el propietario que más dinero haya pagado jamás, 2.200 millones de dólares, por una franquicia de la liga.

Por encima de Los Clippers

La transacción supone un auténtico hito en la historia de la NBA y se convierte en el mayor importe jamás pagado por la adquisición de una franquicia de la Mejor Liga de Baloncesto del Mundo, superando los 2.000 millones de dólares que pagó hace tan sólo tres años Steve Ballmer por hacerse con la propiedad de Los Angeles Clippers.

Aunque está pendiente su aprobación definitiva por parte de la Comisión de Gobierno de la NBA, todo el mundo da ya por hecho, incluso la propia franquicia, de que la operación será llevada a cabo y contará con el visto bueno de la organización en los próximos días.

Cuatro ventas en los últimos años

La de los Rockets será la cuarta operación que se produzca en la NBA en los últimos tres años en las que una franquicia de la liga cambia de dueño. Así, a los Rockets y los Clippers, operaciones ya mencionadas, en 2014 también se vendieron los Milwaukee Bucks por 550 millones de dólares para tan solo un año después pasar a tener un nuevo propietario los Atlanta Hawks a cambio de 850 millones de dólares. En total, estas cuatro operaciones han movido más de 5.600 millones de dólares.

Fertitta se convertirá de este modo en el décimo propietario que tiene la franquicia texana, imponiéndose a otras importantes iniciativas encabezadas por personalidades tan importantes dentro del mundo de la canasta como Dikembe Mutombo, ex NBA que trató hasta el último momento que el grupo inversor que encabezaba se hiciera con la franquicia.