Los promotores del parque temático del Real Madrid no encuentran financiación

0

Marzo de 2012. Florentino Pérez acompañado de una gran representación de su Junta Directiva y de un nutrido grupo de futbolistas de la primera plantilla, presenta oficialmente el que será uno de los mayores proyectos lúdicos a nivel internacional: el que se conoció a partir de entonces como el “Parque Temático del Real Madrid”, el Real Madrid Resort Island.

Comenzaba a ver la luz de esta manera una de las mayores aspiraciones del presidente del conjunto blanco: un parque temático de una de las entidades deportivas más importantes de todo el mundo. Aunque su satisfacción no era plena (Pérez quería construirlo en pleno Madrid), el máximo mandatario madridista encontró el apoyo económico necesario para su construcción en el nuevo maná de la economía futbolística mundial: los petrodólares. Así, en la isla artificial de Al Marjan, en el emirato árabe de Ras al Khaimah, se llevaría a cabo la construcción del megaproyecto con el apoyo del  fondo promotor, Rak Marjan, que llevaría a cabo una aportación cercana a los 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, la crisis económica que padece la economía mundial parece que comienza a hacer mella también en las acaudaladas arcas de los grandes jeques del petróleo. Así, el propio Real Madrid ha reconocido en la memoria presentada a sus socios compromisarios recientemente que, contra todo pronóstico, (de acuerdo con el contrato firmado entre las partes, en la fase de promoción del proyecto se recibiría una cuantía que se devengaría en este ejercicio), se ha tenido que llevar a cabo una corrección en el valor estimado apoyándose en principios de prudencia económica, toda vez que Rak Marjan no ha logrado conseguir los fondos necesarios para poner en marcha el proceso según los términos del acuerdo firmado.

Aunque desde el club blanco consideran esto como una situación meramente coyuntural, lo cierto y preciso es que en el club que preside Florentino Pérez no han recibido aún los importes acordados en concepto de pago a cuenta para esta primera fase. Y todo motivado por las dificultades que el mencionado grupo inversor tiene a la hora de recaudar los fondos necesarios que hagan viable el megaproyecto madridista.

No hay que olvidar que el acuerdo alcanzado por el Real Madrid implica la cesión y uso tanto de la imagen como del nombre y el escudo del Real Madrid por parte del fondo inversor, a cambio de unos estipuladas contraprestaciones económicas valoradas en algo más de 50 millones de euros al año. Sin embargo, a día de hoy, el primer abono fijado dentro de esos acuerdos no ha podido ser llevado a cabo y el Real Madrid, a través de la citada Memoria, se ha visto “obligado” a informar de ello a sus socios para cuadrar sus cuentas.

Se pone de manifiesto, por lo tanto, que los cimientos del megaproyecto del Real Madrid junto con el dinero árabe no eran tan sólidos como inicialmente se presumían. No obstante, en el club se confía en que más pronto que tarde se superen los obstáculos que impiden arrancar con el que será uno de los mayores parques recreativos más visitados del mundo.