Los patrocinadores ya renuncian a la imagen de Gareth Bale

0

Los continuos rumores de la llegada del galés Gareth Bale al Real Madrid abandonando con ello el Tottenham inglés y, por ende, el fútbol británico, ha supuesto más de un dolor de cabeza a los patrocinadores del fútbolista, entre los que se encuentran EA Sports, BT y la NBC norteamericana, cuya imagen utilizaba como reclamo para promocionar los derechos que poseía sobre la Premier League en suelo norteamericano.

Ya comentamos hace días cómo una de las preocupaciones de Gareth Bale y su fichaje por el Real Madrid recaía en los importantes acuerdos de patrocinio que tenía firmados con no menos importantes firmas comerciales que utilizaban la imagen del jugador para la promoción de sus productos, sobre todo, en suelo británico. Pero esa preocupación era mutua. Es decir, si a Bale le preocupaba la situación en la que quedarían esos contratos restringidos casi al ámbito doméstico británico, no menos dolores de cabeza le suponía esta incertidumbre acerca del futuro del jugador a las casas comerciales que protagonizaban dichos contratos.

Así, repasábamos como la BT había convertido al jugador en su imagen estrella en un acuerdo valorado en varios millones de euros por tres años de vinculación con el galés, que de este modo se comprometía con el canal británico para promocionar su paquete de partidos de la Premier que se acaba de adjudicar, hecho éste que supuso un auténtico golpe para la otra propietaria de dichos derechos en el Reino Unido, Sky, a la que cogió con el pie cambiado y que se vio obligada, como respuesta, a requerir los servicios de David Bekcham a base de talonario para contrarrestar la operación llevada a cabo por BT con Bale. Sin embargo, el acuerdo estaba restringido a suelo británico, que era donde la BT posee los derechos. Algo parecido sucedía con EA Sports, que eligió al jugador del Tottenham como portada local en el Reino Unido de su conocido FIFA 14 y que ahora ve, con preocupación, como su posible marcha al Real Madrid le puede ocasionar un importante daño en su estrategia de promoción y ventas de su conocido videojuego. A día de hoy, ambas estrategias, restringidas a territorio británico, carecerían de sentido en el supuesto caso de que el jugador, como así parece, abandonara finalmente el fútbol de las islas para emigrar a la Península Ibérica.

Un caso parecido pero extrapolado a los Estados Unidos es el que vive la cadena NBC, que para promocionar sus derechos sobre la Premier League en suelo norteamericano, utilizó la imagen de Bale a la que convirtió en importante centro de atención en pleno Time Square y con la que pretendía rentabilizar la enorme inversión de más de 250 millones de dólares por hacerse con los derechos de la Premier para los Estados Unidos durante los próximos tres años.

Tres casos en los que, como ya hemos contado en otras ocasiones, provocarían un importante daño en las estrategias comerciales de las mismas.

Pero, ante la posibilidad, cada vez más certera, de que el fichaje del galés por el Real Madrid es una simple cuestión de tiempo, las citadas marcas han pasado a la acción para tratar de minusvalorar los daños que este hecho pudiera ocasionarle sobre el que habían elegido que se convirtiera en su buque insignia. Así, la primera en tomar cartas en el asunto ha sido la firma BT que, a la espera de dilucidar que sucede con el contrato con el jugador en caso de que finalmente emigre al fútbol español, ha decidido cambiar de estrategia y utilizar como imagen para promocionar los derechos que tiene sobre la Premier League la del Manchester City, tras alcanzar un importante acuerdo con el conjunto inglés para convertirse en nuevo patrocinador oficial del club de Manchester durante los próximos tres años. Con este hecho, se produce como decimos un auténtico giro en la estrategia de comunicación de la marca que pasa a confiar la misma no a un único jugador, con el riesgo que ello conlleva como estamos viendo, sino a todo un club. La reacción de BT era más que previsible toda vez que la marcha del jugador a España lleva escondido otro dardo aún más envenenado que la pérdida del jugador como buque insignia de su campaña y es que los derechos del fútbol español en el Reino Unido recaen en la gran competidora de BT, la compañía Sky.

Otra que no ha esperado a ver qué sucede finalmente con el futuro del jugador galés es la cadena norteamericana NBC, que ha sustituido la imagen de Bale en pleno Time Square, que le supuso una enorme repercusión mediática, por la de un jugador que tiene por seguro, al menos durante la presente temporada, que no abandonará las filas no ya de su actual club sino del fútbol inglés, como es el delantero del Manchester United Robin van Persie, que ha sido el elegido por la NBC para encabezar esta nueva estrategia. Así, el holandés se ha convertido en la imagen con la que la cadena promociona su producto estrella del fútbol en suelo estadounidense, la Premier League, en su página web, mientras que ha desaparecido por completo cualquier rastro del galés en cualquier soporte publicitario de la NBC. Su portentosa imagen en Time Square ha sido igualmente retirada de escena y sustituída por una ilustración.

La que parece estar más tranquila, dentro de la incómoda situación que ello provoca, es la compañía EA Sports, que está tratando de reconducir la situación. Recordemos que la firma de videojuegos eligió la figura del jugador para promocionar su FIFA14 en el Reino Unido. Una marcha, sin embargo, al fútbol español más que probable podría desembocar unas importantes y cuantiosas pérdidas para la firma, que teme las consecuencias que este hecho podría tener entre los aficionados británicos. Sin embargo, el asunto se contrarresta con el reciente acuerdo alcanzado con el posible nuevo destino del futbolista galés, el Real Madrid, acuerdo que trata de reducir al máximo las posibles consecuencias de la salida del jugador del Reino Unido.

En definitiva, parece que los patrocinadores, a expensa de que se pueda dirimir su situación contractual con el jugador en los tribunales, ya han tomado cartas en el asunto y no han esperado a conocer, de manera definitiva, el destino de Gareth Bale dentro del mundo del fútbol.