El comité de Londres 2012 tiene un problema: Dow Chemical

0

Dow Chemical, uno de los principales sponsors de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y del propio COI, se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para los organizadores de la cita londinense a apenas seis meses para que den comienzo los Juegos.
La reciente dimisión de Meredith Alexander, del Comité de Ética de la organización, no ha hecho más que agravar la situación, algo que se venía observando ante las enormes críticas recibidas por dar a la química DOW un hueco importante entre los patrocinadores principales del evento. 

La historia se remonta al año 1984 cuando una filial en la India de la química provocó una fuga de gas en la que murieron más de 15.000 personas, fuga cuyos efectos aún hoy se dejan sentir sobre la población de la pequeña ciudad de Bhopal y donde, a pesar de los múltiples requerimientos a la compañía para que ponga solución al problema, nunca ha habido (parece ser) voluntad plena de solucionar el asunto.

Pero lo que parecía un buen acuerdo para DOW, conseguir la sponsorización de los JJ.OO. de Londres 2012 mediante unas telas que “envolverán” al estadio olímpico con la publicidad de DOW, está suponiendo una de las campañas de publicidad más negativas que la firma se podía encontrar, aún cuando hay directivos que piensan que “lo suyo es que hablen de nosotros, aunque sea para mal”. Como defensa de todo este asunto, DOW se excusa que la culpa es de Union Carbide, ya que no compró la compañía hasta 2001 y que todas las alegaciones jurídicas se refieren al año 1989. Sin embargo, la pasividad con la que ha hecho frente a la posible solución (jurídica y real) del asunto, es uno de los argumentos más agresivos en su contra.

Meredith Alexander, en su discurso de despedida, afirmó que “es terrible que 27 años después, el lugar aún no se ha limpiado y miles y miles de personas sufren todavía. Y DOW no hace nada para remediarlo”.

Ante esta crisis manifestada dentro de la propia organización de los Juegos, Paul Deighton, alto dirigente de la misma, ha salido en defensa de DOW, con duras críticas a la dimisión de Alexander y defendiendo que “la responsabilidad recae en el gobierno de la India y nunca en nuestro socio DOW. El gobierno de la India es el responsable de que aún no se haya puesto freno a los efectos negativos de esa fuga de gas en Bhopal”.

Sin embargo, aunque el clamor en contra del acuerdo es cada vez mayor, ningún político de relevancia británico ha salido para criticar dicho acuerdo. Así pues, la alianza sigue en pie apenas a seis meses de celebración de los Juegos. DOW ha desembolsado la nada despreciable cifra de 7 millones de libras (casi 10 millones de euros) como resultado de dicho acuerdo, y es uno de los principales sponsors del COI durante 10 años por un montante final de 100 millones de libras (algo más de 125 millones de euros).

Veremos si la presión retira el acuerdo de patrocinio o sigue en pie.