Los Memphis Grizzlies cambian de dueño pero no de ciudad

0

Cambio de dueño en la NBA. Los Memphis Grizzlies, equipo donde militó el español Pau Gasol antes de dar su salto a Los Angeles Lakers, y en el que actualmente milita su hermano, Marc Gasol, han sido vendidos por su actual propietario, Michael Heisley, al consejero delegado de la empresa tecnológica Ubiquiti Networks Inc., Robert Pera.

Heisley, de 75 años, adquirió los Grizzlies en el año 2000 y ya eran bastante fuerte desde hace algún tiempo los rumores del interés que tenía el magnate en vender la franquicia, rumores que ya comenzaron antes incluso de la marcha de Pau Gasol, su jugador franquicia, a los Lakers hace ahora un par de años, y que se acrecentaron en los últimos meses, a pesar de que estos dos últimos años, coincidiendo con la llegada al equipo de otro Gasol, Marc, hermano de Pau, han sido las mejores deportivamente hablando para el conjunto.

Así, Heisley finalmente se ha salido con la suya y por un importe, no confirmado, que rondaría los 350 millones de dolares, ha vendido la franquicia al jovencísimo Robert Pera, de tan sólo 34 años, todo un éxito pues según estimaciones de Forbes, los Grizzlies están valorados en unos 269 millones de dolares, ocupando el puesto número 29 en valoración de las 30 franquicias que conforman la NBA.

Heisley ha arrancado también del nuevo propietario el compromiso de no llevarse a los Grizzlies de Memphis, compromiso que, paradójicamente él no puso en práctica con la ciudad de Vancouver, sede del equipo cuando Heisley aterrizó en el mismo allá por el año 2000. Tan sólo un año después de su llegada, Heisley tomó la decisión, muy criticada en el momento, de llevarse a la franquicia a Memphis. Con él bajo su mandato, el conjunto ha obtenido los mejores resultados deportivos de su historia, logrando acceder cinco veces a los Playoffs de la NBA, buena muestra de la
progresión que ha experimentado una franquicia mucho más acostumbrada a
ganar en los últimos tiempos.

Heisley estuvo a punto de cerrar, en el año 2006, un acuerdo de traspaso con un grupo encabezado por el exjugador Christian Laetner, pero al final no se concretó al no poder prestar todas las garantías necesarias los compradores en las fechas establecidas. Ahora, 6 años después, finalmente parece que los deseos de Heisley se llevaran a cabo: los Grizzlies cambiarán de dueño y permanecerán en Memphis.