Los insultos a Casillas arruinan un acto del BBVA

0

Las redes sociales, ya lo hemos contado en más de una ocasión, se han convertido en una herramienta fundamental para las marcas y firmas comerciales, sobre todo en un mundo como el del deporte, donde la inmediatez y la posibilidad de estar en contacto con las estrellas por parte de los fans la han convertido en uno de los medios con más seguidores en la actualidad.

Los deportistas, las entidades deportivas y los patrocinadores son conscientes de este poder y, por eso, no es extraño asistir cada cierto tiempo a eventos como el que pretendía organizar el principal patrocinador de La Liga española de fútbol, la entidad financiera BBVA, que organizó un acto para que los fans y seguidores del guardamenta internacional del Real Madrid y de la Selección Española de Fútbol se pusieran en contacto con su ídolo y preguntaran con el único objetivo de activar el patrocinio del Banco con la competición española además de la vinculación de la propia entidad bancaria con el portero del Real Madrid, que es embajador del mismo.

Sin embargo, el enrarecido ambiente en el que se encuentra el madrileño con la afición madridista ha provocado que el acto tuviera que ser suspendido ante la avalancha de tweets con insultos, amenazas, descalificaciones y faltas de respecto que han convertido al guardameta en Trending Topic en España y no precisamente en el sentido que hubieran deseado los organizadores del acto.

La fuerza y potencia de las redes sociales es un arma de doble filo que las marcas deben tener en consideración, no sólo en su aspecto más positivo, sino también acerca de las posibles consecuencias negativas que ello pudiera implicar para la imagen de la propia compañía y de sus embajadores como es el caso.