Los Hornets de la NBA cambian de dueño. La culpa, 338 millones de dolares

0

Si tienes a mano unos 300 millones de dolares ya sabes que puedes ser propietario de una franquicia de la NBA.
Ese es el precio en el que ha vendido la  NBA (propietaria de facto de la franquicia de Louisiana), al magnate Tom Benson, propietario de los New Orleans Saints de fútbol americano, la franquicia de los Hornets de Nueva Orleans.

Así las cosas, el Comité Ejecutivo de la NBA, reunido en Nueva York, decidió que el nuevo propietario de los Hornets de Nueva Orleans sea Tom Benson, una decisión que se anunciará oficialmente en las próximas horas. El nuevo dueño de los Hornets había presentado una oferta por el equipo en enero, pero más tarde la retiró, aunque finalmente, hace apenas unas semanas, decidió volver a entrar en la puja por hacerse con la franquicia.

Se pone así punto y final a una etapa de más de dos años en los que la NBA ha ejercido de propietaria de la franquicia cuando el ex dueño, George Shinn, la puso en venta sin encontrar comprador. Durante este periodo de tiempo cada movimiento deportivo debía ser autorizado por la NBA, hecho que dió al traste con la llegada de Chris Paul a los Lakers, autorizando la liga posteriormente la salida del jugador estrella a los Clippers.
De esta manera Benson se ha convertido de la noche a la mañana en el dueño de las dos franquicias más importantes de la ciudad: los Hornets de la NBA y los New Orleans Saints de la NFL, con un precio muy por encima de los 318 millones que ya pagó la NBA con la retirada del último propietario pero más lejos aún de los 280 millones que Forbes estimó como valoración.
Benson se ha impuesto a un grupo de inversores en el que estaba presente Larry Benson, hermano de Tom, además del ex-entrenador y ex-directivo de la NBA Mike Dunleavy y al ex-copropietario junto a George Shinn de los Hornets, Gary Chouest. Este grupo inversor tenía como cabeza visible al californiano de origen hindú Raj Bhathal, propietario de una de las mayores compañías de trajes de baño, la Raj Manufacturing.
Los aficionados esperan que este cambio suponga la llegada de nuevo aire fresco que permite al equipo alcanzar mayores cuotas deportivas y mayor estabilidad a nivel institucional Veremos con el tiempo cuál es el resultado.