Los dibujos de Nike se comen a los extraterrestres de Samsung

0
Los dibujos de Nike se comen a los extraterrestres de Samsung
  • Nike y Samsung coincidieron en el lanzamiento de sus dos campañas el mismo día, el pasado lunes: The Last Game, con la que Nike cerraba su Risk Everything, y The Match Part 1, con la que Samsung reavivaba su Galaxy 11
  • Brasil 2014 nos da una nueva dimensión dentro de las disputas que se están llevando a cabo en el terreno del marketing deportivo entre patrocinadores oficiales y los no oficiales: la de las batallas que también se dan entre esos unofficial partners

El Mundial de Brasil 2014 nos había puesto encima de la mesa la estruendosa batalla en la que se habían adentrado los unofficial parnters en su intento de restar protagonismo a los patrocinadores oficiales, una batalla en la que, como hemos podido ver en Marketing Deportivo MD, iban venciendo esas firmas no oficiales que, adentrándose en el terreno del ambush marketing, estaban logrando, para desesperación de las compañías que ejercen (y desembolsan grandes sumas para ello) el rol de sponsors oficiales del Mundial de Brasil 2014, una repercusión y notoriedad más que importante que le permitía ser partícipes también del reparto del jugoso pastel que para las firmas supone este acontecimiento.

No nos ha sido ni raro ni difícil, por lo tanto, ver durante los últimos meses, las cuidadas y estudiadas estrategias que estos patrocinadores no oficiales han puesto en marcha para desesperación de FIFA y sus sponsors.

Sin embargo, lo que pocas veces habíamos podido ver es una confrontación tan directa entre dos campañas organizadas por dos firmas encuadradas en el pelotón de esos unofficial partners y que, aunque con un sector de mercado diferente, la una encuadrado en el sector de la ropa deportiva y la otra en el de la tecnología, supuso un escenario novedoso en cuanto a la rivalidad que incluso entre estos unofficial partners surge con el Mundial de Brasil 2014 de por medio.

El mismo día de lanzamiento y casi mismos protagonistas

Sea casualidad o responda a una estudiada estrategia, lo cierto y notorio es que esas dos marcas comerciales, la norteamericana Nike y la surcoreana Samsung, programaron el lanzamiento de su colofón a su estrategia global Risk Everything en el caso de Nike y a la continuación de su Galaxy 11 en el caso de Samsung, apenas cuatro días antes del inicio de la Copa del Mundo 2014 de Brasil, coincidiendo por lo tanto en el tiempo y en el medio elegido para ello, y provocando con ello una imprevista y particular guerra mediática entre las dos firmas en la que, a efectos de notoriedad, ha acabado ganando por goleada Nike.

Se da la circunstancia además de que hay jugadores coincidentes en ambas campañas, como son el británico Wayne Rooney  o el portugués Cristiano Ronaldo. Pero sin embargo, casi 48 horas después de ambas presentaciones, podemos decir que la repercusión obtenida no ha sido la misma, y podemos llegar a la conclusión que los dirigentes del departamento de marketing de la firma surcoreana se equivocaron al querer plantear una guerra de tú a tú contra Nike.

Nike eclipsa la presentación de Samsung tanto en medios de comunicación como en redes sociales

24 horas después de su presentación oficial, al día siguiente de la misma, todo el mundo, medios de comunicación y redes sociales, hablaba y elogiaba el espectacular broche que Nike regalaba a la afición con su The Last Game, un pequeño corto de animación con los principales embajadores de la marca que bien podría dar que pensar a los creativos acerca de la oportunidad de adentrarse en el mundo del cine y la animación y lanzar una película completa en este sentido. Al menos, el grado de aceptación entre la afición así parece hacerlo ver.

En la otra esquina del ring, la campaña de The Match Part 1, con la que Samsung pretendía reavivar su Galaxy 11 ahora que está cerca el inicio del Mundial de Brasil 2014, una campaña que, al contrario que la de Nike ha pasado prácticamente desapercibida en medios de comunicación, en redes sociales y en los propios aficionados.

Como muestra un botón: apenas 20 horas después de su lanzamiento de manera oficial, el video de Nike superaba en Youtube los 4.500.000 de reproducciones, con más de 340 comentarios de interactuación con los aficionados. En el mismo periodo, The Match Part 1  de Samsung a duras penas superaba las 90.000 reproducciones. La interacción con los fans se limitaba a apenas 15 comentarios. Los chicos animados de Nike se habían merendado en un abrir y cerrar de ojos a los extraterrestres de Samsung.

Nike y Samsung, a la cabeza de los unofficial partners

Hace apenas diez días publicábamos en Marketing Deportivo MD  un extenso e interesante artículo acerca de la influencia de los unofficial partners en relación a las firmas que sí tienen la consideración de patrocinadores oficiales del Mundial de Brasil 2014. El resultado era abrumador: el informe al que hacíamos referencia, llevado a cabo por la agencia Unruly Media, determinaba que la importancia de esos unofficial partners alcanzaba tales límites que había patrocinadores oficiales que incluso no aparecían en el Top Ten de marcas que destacaban en el marketing deportivo de cara a Brasil 2014.

Y en ese listado, las dos marcas que precisamente encabezaban la notoriedad mediática de cara a Brasil y que borraban del mapa a sus contrincantes a pesar de que éstos pudieran tener la consideración de sponsors oficiales no eran otras que Nike y Samsung, que ahora han dirimido fuerzas en un combate en el que los surcoreanos no han salido muy bien parados.