Los calambres de LeBron James hunden a Powerade

0
Los calambres de LeBron James hunden a Powerade

  • Los calambres que sufrió LeBron James en el primer encuentro de la Final de la NBA ante los San Antonio Spurs hunden a su patrocinador personal, la firma Powerade
  • LeBron James es uno de los principales embajadores de la firma de bebidas energéticas desde hace años

Nunca unos calambres tuvieron tantísima repercusión a nivel de marketing deportivo en una determinada marca desde el punto de vista negativo. Y probablemente, nunca tampoco, la compañía rival de la anterior recibió por la misma acción unos beneficios tan grandes como los obtenidos.

El pasado jueves tuvo lugar el primer encuentro de la Final de la NBA 2014 que enfrentó en San Antonio a los titulares del AT&T Center, los San Antonio Spurs, contra los vigentes campeones de la NBA, los Miami Heat de LeBron James. El encuentro acabó finalmente con la victoria del equipo local por 110-95, un tanteo que ha hecho que los Spurs logren ponerse por delante en la eliminatoria por una victoria a cero.

Sin embargo, la noticia del encuentro no fue realmente esa victoria en sí misma. La noticia estuvo marcada por la presunta avería que dejó el AT&T Center completamente desprovisto del sistema de aire acondicionado de pabellón, lo que convirtió el recinto en una auténtica olla de calor no sólo para los aficionados que se dieron cita en el mismo sino para los jugadores que disputaron el encuentro.

Y entre ellos, de los más afectados fue precisamente el crack de los Miami Heat, LeBron James, que aquejado de continuos calambres como consecuencia del calor y de la deshidratación de su cuerpo, tuvo que abandonar la cancha antes de la conclusión del partido, un hecho que influyó de manera decisiva en el resultado final que arrojó el marcado, puesto que nadie sabe, a ciencia cierta, qué hubiera sucedido de haber continuado sobre el parquet el pivot norteamericano.

Los calambres de LeBron James hunde a Powerade

A falta de algo más de 4 minutos para la conclusión del encuentro, LeBron James se vió obligado a abandonar el partido aquejado de fuertes calambres y de falta de aire. Pero aunque su retirada no se hizó efectiva hasta faltar algo más de 4 minutos, realmente durante todo el último cuarto, la ausencia del crack de los Heat a pesar de estar presente en la cancha provocó un parcial a favor de los Spurs de 31-9 que resultó decisivo en la victoria final.

Nada más conocerse el motivo del abandono de LeBron James, las redes sociales se llenaron de comentarios irónicos hacia la firma Gatorade ante la incredulidad del responsable de la cuenta oficial en Twitter de dicha marca, que asistía incrédulo cómo los internautas enviaba tweets de manera irónica y despectiva hacia la compañía. Y decimos ante la incredulidad porque, para sorpresas de muchos, Gatorade, perteneciente al grupo Pepsico, no es la firma que patrocina desde hace años al jugador sino Powerade, que pertenece a su gran rival Coca Cola.

Así las cosas, la agilidad y rapidez mental del Community Manager de Gatorade provocó un efecto diametralmente opuesto y beneficioso para su marca y en detrimento de su gran rival. De este modo, después de ver los continuos mensajes en tono irónico y de reproche que llegaban a su cuenta, el responsable recordó a los tweeteros que LeBron James  no bebía Gatorade sino Powerade, la marca de su rival: “La persona acalambrada no es nuestro cliente. Nuestros atletas sí que son capaces de soportar muy bien el calor“, concluyó, lo que provocó que todos esos comentarios se trasladaran hacia su gran rival, Powerade, y, de paso, que su marca saliera fuertemente reforzada de la situación.

LeBron James y Powerade, una relación de más de diez años

En agosto del año 2003, la firma Powerade firmó uno de sus contratos más
importantes a nivel de brand ambassadors que posee la conocida marca,
perteneciente al grupo Coca Cola, y por el cual, LeBron James, por aquel
entonces un jugador que no era lo que finalmente ha llegado a ser
dentro de la NBA, se convertía en uno de los principales embajadores de
la firma. En aquel entonces, LeBron James venía a ocupar el puesto que
en el grupo Coca Cola dejaba Kobe Bryant, por entonces sumido en un
escándalo de violación que motivó la huída de Sprite del lado de la
figura de los Lakers.

LeBron James y Powerade, una relación de más de diez años