Los brasileños protestan por la posible privatización de Maracaná

0

Los planes que el Gobierno brasileño tiene reservado para el mítico estadio de Maracaná, que no son otros que su privatización de cara al Mundial de Brasil 2014, no gustan para nada a los aficionados y ciudadanos brasileños.

Y buena prueba de ello es la manifestación del pasado sábado en la que cientos de personas mostraron su oposición a las intenciones del gobierno de Brasil de privatizar el estadio de fútbol de Río de Janeiro. Pancartas con emblemas como “Maracaná es nuestro” podían leerse durante una manifestación que recorrió las principales calles de río y que puso sobre la mesa las enormes críticias que le proyecto del gobierno está levantando entre la población. Así, los manifestantes se oponen a que se privatice uno de los símbolos de la ciudad junto con el museo indígena, que corre riesgo de ser demolido.

Las autoridades basan la demolición de muchos edificios colindantes, así como el Museo, en el hecho de que éste último ya no es utilizado y que es necesario el derrumbe de todos los edificios colindantes al estadio para garantizar una reforma exitosa del mismo. Sin embargo, el eje de las críticas se centra en las intenciones del gobierno de vender el estadio y así privatizarlo una vez las obras de reforma y mejora se hayan llevado a cabo.