A pesar de la oposición de Adidas, los All Blacks ya lucen a AIG como nuevo sponsor

0

Los peores temores para los aficionados más puristas se han hecho realidad: una de las tradiciones que más respetadas eran dentro de la NZR, la Federación de Rugby de Nueva Zelanda, no era otra que la de no ‘manchar’ la camiseta de los famosos All Blacks con publicidad. Sin embargo, la crisis aprieta en todas partes y desde la Federación han visto irresistibles el caramelo que les ofrecía la aseguradora AIG.

Así, aún cuando la actual firma que ejerce de sponsor técnico ya manifestó, de manera privada, a la Federación su malestar por el hecho de que otra firma fuera a ‘compartir’ el protagonismo que, a nivel de sponsor, hasta ahora tenía Adidas en la camiseta de los All Blacks (tan sólo el logo de la firma de las tres rayas era visible en la inmaculada camiseta), lo cierto y real es que ya se han presentado los nuevos uniformes que llevarán el emblema de AIG tanto en las camisetas como en los pantalones cortos.

En un principio, el acuerdo presumía de mostrar el logotipo de AIG tan sólo en las mangas de las camisetas, pero los 10 millones de dólares al año en un contrato de cinco que ha puesto sobre la mesa la aseguradora nortemaricana parecen haber sido motivos más que convincentes para lograr estampar el logotipo de la firma en el frontal de la camiseta, en su parte central, y tan sólo por debajo del logotipo de Adidas y del escudo de los All Blacks.

La situación ahora será conocer cuál será la reacción de Adidas al respecto en un acto que es considerado por la firma alemana poco menos que una afrenta hacia la marca. Y es que la relación de los All Blacks con Adidas se basaba, entre otras cosas, en la exclusividad de no tener más ‘competencia’ en las camisetas en forma de publicidad. Me explico: Adidas tiene un contrato de exclusividad con los All Blacks en virtud
del cual diseña, fabrica y suministra sus indumentarias, lo que reporta a
la tesorería de la NZRU una cuantía que ronda los 20 millones de
dolares al año. Esta suma, harto elevada para lo que se estila en el
mundo del rugby, tiene uno de sus principales soportes en el hecho de que la camiseta de los All Blacks
no luce más publicidad en la misma que un pequeño distintivo de la
firma de las tres rayas, quedando el resto de la misma completamente
inmaculado de otras posibles sponsorizaciones, hecho éste que han
llevado a considerar a los aficionados y a la propia Federación la
camiseta como algo casi sagrado.

La nueva decisión de la NZRU de aceptar los 10 millones de dólares al año ofrecidos por AIG para conseguir ser el centro de atención de dicha camiseta a buen seguro que cambiará el ‘status quo’  que hasta ahora reinaba en las relaciones Adidas-NZRU, toda vez que una de las variables que Adidas valoraba para abonar semejante cantidad de dinero radicaba, como hemos dicho antes, precisamente en la exclusividad de no tener más competencia en el uniforme en cuanto a patrocinio se refiere. La nueva situación sin embargo es considerada en los alemanes como un ataque directo a la línea de flotación de la relación con los All Blacks y a buen seguro que sus dirigentes ya estarán llamando a las puertas de la NZRU para renegociar, a la baja se presupone, el contrato que vincula a ambas entidades.

Estaremos atentos a próximas noticias al respecto que seguro que las habrá.