Los aficionados se cortan la barba como protesta por el lockout de la NHL

0

El lockout de la NHL está soliviantando a los aficionados a este deporte que están viendo como los propietarios y los jugadores están dejando sin una de las competiciones más seguidas en los Estados Unidos debido a la falta de acuerdo entre ambas partes.

Los millones de aficionados a este deporte no logran alcanzar a entender como es posible que los multimillonarios dueños de las franquicias que integran la NHL no sean capaces de ponerse de acuerdo a su vez con los millonarios jugadores que la integran en un tira y afloja que ha motivado que muchos sean cada vez más reticentes a continuar dando todo su apoyo a un deporte que está viviendo el segundo lockout en apenas siete años y que está generando un enorme perjuicio económico a todo lo que se mueve a su alrededor.

Pero el ingenio a la hora de protestar de los aficionados no tiene límite y para prueba la última iniciativa puesta en marcha por los mismos que está teniendo una respuesta masiva y que puede provocar que la toma de decisiones se agilice en las altas intendencias de la NHL.

Para ello, se han apropiado de una de las costumbres y tradiciones más arraigadas dentro de la NHL: las barbas de post-temporada. Para todos los que no estéis muy familiarizados con este deporte, deciros que una de las grandes tradiciones dentro del mismo se puede ver una vez llegan los playoffs de cada temporada. Llegado a este punto, las maquinillas de afeitar se dejan a un lado y los jugadores de los equipos implicados en esta fase de la competición se dejan crecer la barba en respeto a una tradición que dice que la misma sólamente podrá afeitarse una vez concluya la competición, bien porque se alce con el título final o bien porque quede apeado de la competición. La tradición fue iniciada allá por los años 80 por los Islanders de Nueva York y ha sido respetada desde entonces tanto por los jugadores de las diferentes franquicias como por sus aficionados, que a semejanza de sus ídolos, lucen orgullosos esta barba hasta que tiene lugar la eliminación de sus equipos.

Ahora, los aficionados como digo han recurrido a este modo de protesta para manifestar su descontento con la situación y, de modo simbólico, están protestando con un afeitado general de sus barbas y una remisión del pelo de la misma a la sede de la National Hockey League, que está tomando acuse de recibo de esta muestra de protesta.

En definitiva, una manera original de solicitar, por parte de los aficionados, el hallazgo de un poco de cordura entre las partes y la vuelta de la liga a la competición.