Los ingleses rechazan la estrategia de Nike con su selección

0

Los aficionados ingleses están que trinan con el que es el nuevo sponsor técnico de su selección nacional, la firma norteamericana Nike, que recientemente se hizo cargo de la selección británica una vez finalizada la presencia de Umbro en la sponsorización técnica de la misma.

Y es que, a las enormes críticas que ha recibido la que será su nueva equipación para lo que resta de fase de clasificación del Mundial 2014 a disputar en Brasil, sobre todo en lo referente a la primera equipación, cuyo diseño está inspirado en la Alemania a la que derrotaron en el Mundial del año 1966, ahora las críticas arrecian por el hecho de que la firma norteamericana ha anunciado que de aquí a unos meses se conocerá la nueva elástica que vendrá a sustituir a la efímera equipación actual, y que saldrá a la luz tanto si Inglaterra finalmente se clasifica para el Mundial de Brasil 2014 como si no lo hace.

Las críticas proceden de este inusitado (entienden los aficionados) lanzamiento de nuevas camisetas, una práctica más que habitual entre las marcas. Sin ir más lejos, por ejemplo, su gran rival adidas ha presentado recientemente la camiseta con la que participará España en la próxima edición de la Copa Confederaciones y a buen seguro que antes del próximo Mundial de Brasil, también lanzará una nueva indumentaria para la actual campeona del Mundo.

Sin embargo, muchos ven que el interés de Nike por sacar cuanto antes una nueva equipación radica en las enormes críticas recibidas por el diseño actual, similar a la utilizada por la selección de Alemania en el año 1966 como decimos. De hecho, desde la Federación se escudan en que a pesar de no tener una competición con la que debutar con las nuevas equipaciones, como puede ser el caso de España, en Inglaterra se justifica este lanzamiento para dar por finalizada la etapa de Umbro y constatar la llegada de Nike.

Sea como fuere, parece ser que la relación de Nike con los aficionados ingleses no ha comenzado con muy buen pie. Habrá que ver si con el tiempo y los buenos diseños la actitud cambia.