Londres no sustituirá a Río en 2016

0

Los cada vez más problemas que vienen apareciendo en los medios de comunicación con respecto a los Juegos Olímpicos de Río a celebrar en el año 2016, han comenzado a disparar los rumores acerca de la posiblidad de que la ciudad brasileña no pueda, finalmente, albergarlos debido a problemas logísticos y de tener a tiempo las infraestructuras requeridas, algo que la organización ha negado rotundamente pero que en el mentidero olímpico se ve como una confirmación de los problemas reales que acucian a la misma.

Este hecho ha propiciado que cada vez sean más las voces que apuntan a que el Comité Olímpico Internacional deba comenzar a plantearse, ahora que todavía estamos a dos años vista de la celebración del evento, la posibilidad de tener prevista una alternativa olímpica ante la posible eventualidad de que Río finalmente no pueda hacerse cargo de los Juegos.

Y entre todos los nombres que han aparecido, cobra especial importancia y fortaleza el de Londres. Así, la ciudad británica es una de las que en teoría se habría postulado para convertirse en alternativa a Río si la sede brasileña no logra incrementar su ritmo de construcción para las obras (actualmente tan sólo hayun 10% construido).

El diario británico London Evening Standard afirma que el Comité Olímpico Internacional tiene en la recámara la bala de Londres como alternativa, en principo, secreta, para que la capital británica coja las riendas de los Juegos de Río. Así, siempre según el citado medio, en el COI preocupa el bajo nivel de construcción de Río: “A estas alturas, Atenas 2004 ya tenía construído el 40% de sus sedes y Londres el 60%. Río tan sólo lleva el 10%. ¿Preocupados? Por supuesto. Habría que plantearse un Plan B que sería volver a Londres. No sería una decisión agradable pero sería lo lógico”, señalaba el diario en boca de dirigentes del COI.

El COI ha negado rotundamente dichas manifestaciones aunque no ha dejado de expresar y reconocer su malestar con respecto a la evolución que lleva Río: “Los preparativos son los peores que jamás haya conocido hasta la fecha en una sede olímpica. La mayoría de las instalaciones y construcciones presentan retrasos y, lo qu ees peor, unos costes extras no previstos“, ha señalado John Coates, vicepresidente del COI.

Londres fue la sede de los últimos Juegos Olímpicos, los del año 2012, y no sería la primera vez que tuviera que ejercer de sede sustituta dentro del movimiento olímpico, algo que ya realizó en el año 1908. En aquellos Juegos, Roma fue la sede elegida, pero la erupción del volcán Vesubio motivó que todos los esfuerzos del país transalpino se orientaran hacia la reconstrucción de la ciudad de Nápoles, que quedó devastada. El COI, entonces, decidió que fuera Londres la elegida como ciudad sede sustituta.