Londres 2012: ya circulan los primeros “sellos dorados” en Gran Bretaña

0

Los asiduos a MD recordaréis que, a mediados de abril, nos hicimos eco de la iniciativa que iba a poner en marcha el servicio postal británico cada vez que los atletas y deportistas del Equipo Olímpico Británico consiguieran una medalla de oro.

La iniciativa en cuestión consistía en que, para conmemorar dicha efeméride, el Royal Mail iba a lanzar una “Serie de Oro”, con los ganadores británicos de medallas de oro en estos mismos Juegos. ¿Y qué tenía de original esta iniciativa? Pues lo original del caso es que el Royal Mail pretendía poner en
circulación sellos olímpicos con los ganadores británicos de medallas de
oro durante los propios Juegos. Ello suponía una acción de logística
y coordinación hasta ahora nunca llevada a cabo antes. La intención del
Royal Mail era que, cuando un deportista del equipo olímpico británico
accediera al cajón más alto del podio en Londres 2012, a la mañana
siguiente se encuentraran en las más de 500 oficinas postales de Gran Bretaña seleccionadas para esta acción, un sello ‘de oro’ conmemorativo
de la hazaña. El reto, como decimos, era que en ese sello apareciera la imagen del
ganador en ese mismo momento de subir al podio. Conscientes de la enorme
complejidad que conllevaba el reto, en caso de que no pudiera llevarse a
cabo por problemas de tiempo, se utilizaría una imagen del vencedor en
algún momento de estos Juegos y si, incluso aún así no fuera posible, una imagen del deportista a lo largo de su carrera.

Pues bien. Ya se han lanzado los primeros “Sellos de Oro” y con la imagen de los (las, en este caso) ganadoras de la medalla de oro. Así, tan sólo 24 horas después de que las remeras británicas Helen Glover y Heather Stanning se adjudicaron el
miércoles la victoria en la categoría par femenino para dar al país
anfitrión su primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, ya se podían encontrar en esas 500 oficinas un sello conmemorativo del acontecimiento y, además, con la imagen de las vencedoras en el momento del triunfo. Aunque el deseo hubiera sido lanzar el sello con la imagen de las vencedoras en lo más alto del cajón con su medalla de oro al cuello, hay que reconocer que esta iniciativa es toda una prueba de eficacia y logística en su ejecución, además de una fabulosa estrategia de marketing de la Royal Mail.