Londres 2012: La regla 40 afecta también a los preservativos

0

Una inocente fotografía subida a su cuenta de Twitter de la australiana Caroline Buchanan ha puesto en marcha toda una caza de brujas dentro del LOCOG para averiguar quién ha “osado” a introducir preservativos que no pertenecen al sponsor oficial en este aspecto de los Juegos, la compañía Durex.

La fotografía, que fue subida como algo gracioso y peculiar de lo que sucede en los “otros” Juegos, recogía un cubo de preservativos de la marca Kangaroo, desatando una vez
más la eterna polémica de los patrocinios y los productos oficiales. Los organizadores, nada más conocer y comprobar en primera persona que lo que la atleta había subido se correspondía plenamente con la realidad, han puesto en marcha una investigación para dar con el responsable de haber introducido en la villa olímpica ese cesto de preservativos sin el consentimiento oportuno, puesto que hay que recordar que la encargada oficial de proveer a los atletas de estas medidas de seguridad sexual es la compañía Durex, que antes del inicio de los Juegos distribuyó unos 150.000 profilácticos a los más de 16.000 atletas participantes.

Desde Ansell, compañía que fabrica los preservativos Kangaroo, no han realizado manifestaciones al respecto y se ha desvinculado completamente de toda responsabilidad que pudiera haber en el hecho en sí, desviando la atención hacia la propia delegación olímpica australiana como responsable de la broma, que bien podría ser objeto de sanción por parte del LOCOG de confirmarse que alguno de sus miembros es autor de dicho acto.