Londres 2012: la cerveza de la discordia

0

La firma holandesa Heineken ha puesto el grito en el cielo.

Heineken ha solicitado al Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 que vele por la salvaguarda de sus intereses durante la celebración de los Juegos como cerveza oficial de los mismos.

Heineken NV es un sponsor oficial de los Juegos, catalogado dentro del grupo de los sponsors de “tercer nivel”, y que en virtud de esa sponsorización le habilita para vender sus productos, sobre todo cerveza, dentro de los recintos deportivos y en los actos oficiales de la organización como cerveza oficial. ¿Cuál es su gran preocupación? Pues que una de sus máximas competidoras dentro del Reino Unido ha manifestado que espera aprovechar el tirón de los Juegos para incrementar sus ventas durante los mismos en todo el suelo británico. ¿El problema? El problema es que este rival de Heineken no es sponsor oficial de los Juegos pero tratará de sacar el máximo rendimiento a la celebración de los mismos, con campañas de promoción que si bien abiertamente tratará de que no se le asocie directamente, sí que promocionará el consumo de su cerveza.

¿Quién ese este competidor que le ha salido a Heineken y que ha propiciado la solicitud de ayuda de la gigante holandesa al Comité Organizador? Pues no es otro que la compañía Anheuser-Busch InBev, uno de los mayores fabricantes de cerveza del mundo. Probablemente el nombre no os diga mucho. Pero si ya nos metemos en los nombres comerciales de sus productos, igual sí que las conocéis, ¿verdad? Anheuser-Busch InBev es la compañía que produce y comercializa la famosa cerveda Budweiser, además de otras como Pilsen o Brahma. “Hemos visto el impacto de la última Copa del Mundo de Fútbol en el Reino Unido, que hay que catalogar como de excepcional, especialmente para la marca Budweiser”, dijo el director financiero de la compañía, Felipe Dutra. Bud patrocinó la Copa del Mundo de Fútbol en Sudáfrica y desde entonces ha extendido su patrocinio del evento de 2022. 

Y ahora, aún cuando no es sponsor oficial de Londres 2012, la compañía tiene previsto poner en marcha toda una campaña de promoción y marketing que incentive el consumo de sus cervezas y logre alcanzar cotas tan importantes como las del pasado Mundial o incluso superiores.

Hay que recordar que el Comité Organizador de Londres ha lanzado una campaña de “aviso a navegantes” para poner en conocimiento que aplicará la ley de un modo estricto para aquellas empresas que, no siendo sponsors oficiales, traten de utilizar la imagen de Londres 2012 para su propio beneficio. Estaremos a la espera de ver, en casos como este, como actúa dicho Comité ante lo que Anheuser-Busch InBev dice que es una acto, el suyo, el de promocionar sus productos, que se encuadra dentro del libre mercado y la libre competencia. Esperaremos acontecimientos.