Londres 2012: Bolt se jugó anoche algo más que una medalla de oro

0

Londres, 2012. Estadio Olímpico. Final masculina de la carrera de 100 metros lisos, la “reina” de las pruebas dentro del atletismo olímpico. Ocho hombres se disputan el entorchado, y entre ellos, el actual campeón olímpico, Usain Bolt, que, además de defender la medalla de oro de la que era portador, defendía algo más.

Y es que, dejando al lado el romanticismo que supone quedar campeón a nivel deportivo en unos Juegos Olímpicos, en este mundo donde el deporte se ha “mercantilizado” hasta niveles insospechados hasta ahora, el jamaicano se jugaba algo más que el simple oro olímpico. Usain Bolt defendía su status dentro del patrocinio deportivo a nivel mundial, un status que le reporta la nada despreciable cifra en acuerdos comerciales de casi 20 millones de dólares al año según el último estudio realizado por la revista Forbes. Es decir, Usain Bolt se jugaba casi 2 millones de dólares por cada uno de los algo menos de diez segundos que invertiría en la prueba, y que proceden de los acuerdos comerciales que el jamaicano logró obtener a partir de su imparable irrupción en los Juegos de Beijing 2008 con firmas como Puma o VISA, con los que tiene firmados sustanciosos contratos.

Así pues, Bolt tenía muy presente que, a parte de la medalla de oro, se jugaba mantener un mínimo de 20 millones de dólares al año, puesto que es (era) de esperar que esa cantidad se revalorizara si definitivamente conseguía renovar el título. Tal y como así ha sido. De tal modo que el nuevo tiempo marcado por Bolt, nuevo record olímpico, 9:63″, le supondrán a Bolt el mantener los acuerdos comerciales que ya tenía en su mayor parte, la llegada de otros nuevos y, sobre todo, incrementar el caché por lo que no es de extrañar que la cifra que aparezca en la lista Forbes el año que viene se incremente sustancialmente respecto a los casi 20 millones de dólares con los que figura este año. En definitiva, 9:63″, record olímpico. 9:63″, algo más de 2,07 millones de dólares al segundo. Eso sí que es todo un record. Olímpico.