Liverpool-Adidas: el fin de una relación

0

El Director Deportivo del Liverpool, Ian Ayre (en el centro de la imagen junto con dos representantes de Warriors Sports) ha confirmado que la entidad inglesa no renovará el acuerdo que le une con Adidas y que finaliza esta temporada, siendo la americana Warriors Sports la que, a partir de la próxima temporada, diseñará las equipaciones del club inglés.
Liverpool y Warriors Sports han llegado a un beneficioso acuerdo que les unirá desde el próximo 01 de julio de 2012 y para las próximas seis temporadas. Aunque ni fuentes del club ni fuentes de la empresa han confirmado las cifras que se manejan, sí se sabe por boca de representantes de Adidas que lo que ha ofrecido Warriors Sports son cerca de 30 millones de euros por temporada, casi el doble de lo que le estaba pagando Adidas actualmente, una cifra que “Adidas no podía alcanzar, sobre todo por la escasa relación entre los resultados que el club obtenía en el campo y sus pretensiones económicas, totalmente desorbitadas en comparación a su rendimiento”, ha informado Adidas.

Con esa categórica afirmación se pone fin a una relación que parecía casi irrompible después del retorno de la marca de las tres rayas al club inglés en el año 2006 (Adidas ya estuvo vinculada al Liverpool en la década de los 80 del siglo pasado).

Sin embargo, desde el Liverpool no comparten esta opinión de la firma alemana y consideran que el nuevo acuerdo alcanzado con Warriors Sports supone una prueba de la fuerza y la consolidación en el mercado internacional de la marca Liverpool: “Este es un acuerdo histórico para el Liverpool que no hace más que demostrar el valor de la marca del club a nivel mundial”.

Warriors Sports es una filial de la firma New Balance, de gran consolidación en el continente americano sobre todo en el mundo del Hockey. Con este acuerdo, Warriors Sports hace su primera incursión en el mundo de fútbol con el que pretende asentarse y consolidarse siendo, según responsables de la marca, el primer acuerdo de esta envergadura al que llegan dentro del fútbol, pero que esperan no sea el último.