Li Ning comienza a respirar

0

A pesar de que las cuentas de Li Ning continúan vertiendo tinta roja por segundo año consecutivo, en la firma asiática tienen más que sobrados motivos para estar contentos con la nueva situación toda vez que en el departamento económico han comprobado que la sangría es mucho menor a la sufrida en el año anterior.

La compañía china Li Ning, uno de los gigantes dentro del mundo de la industria de la ropa deportiva, comienza a presentar síntomas de recuperación tras un 2012 nefasto para los intereses de la compañía a nivel mundial que provocó incluso la ruptura de importantes acuerdos de patrocinio en diferentes deportes con el objetivo de reestructurar la compañía y reorientar las estrategias de la firma de cara a una posible recuperación económica a la mayor brevedad posible, tal y como parece estar ocurriendo.

Después de una fiebre quizás mal planificada dentro de Li Ning en cuanto a expansión internacional se refiere que dio como resultado una acuciante entrada en pérdidas de la compañía, alimentada por los Juegos Olímpicos de Beijing de 2008, la reestructuración llevada a cabo junto con una agresiva estrategia de liberalización de stock ha provocado que Li Ning comienza a vislumbrar la luz aunque, eso sí, sin abandonar aún la senda de las pérdidas.

Así, las pérdidas de la compañía fueron cifradas en 2013 en 63 millones de dólares una cifra verdaderamente importante pero muy lejos de los 300.000 millones de dólares que obtuvo la compañía en el año anterior. Estos buenos resultados, comparados con el ejercicio anterior, responden también en parte a la disminución en su red de tiendas, más de 500 menos que las existentes tan sólo un año antes, hasta situarse en casi las 6.000 distribuídas por todo el país.

El objetivo de la firma asiática es continuar con los buenos datos para en un par de años volver a la senda de los beneficios, algo que de seguir por este camino, a buen seguro conseguirá para volver a resurgir como una de las principales marcas dentro del sector capaz de hacer competencia a firmas como adidas o Nike.