Li-Ning comienza a dar signos de recuperación

0

Pérdidas. Pero menos de las previstas. Este es el consuelo y el clavo ardiendo al que se agarran los dirigentes y directivos de la compañía china Li-Ning tras conocer los datos de sus cuentas de este primer semetre del año.

Y es que, a la vista de los mismos, todo hace indicar que las medidas puestas en marcha por la compañía asiática para paliar los efectos de una devastadora caída en el consumo de los consumidores de aquellas latitudes parecen ir produciendo resultados. Así, a la preocupante caída de ventas que la compañía presentó en el año pasado, algo más acuciada que sus grandes rivales Nike o adidas, le siguió una no menos agresiva política de la empresa de reducir y dar salida cuanto antes al enorme stock de artículos no vendidos que tenían en almacén como consecuencia de dicha disminución en las ventas, lo que provocó que la llegada de nuevos productos de la marca al mercado se redujeran al máximo con el objetivo de aminorar esos ingentes stocks.

Así, si bien la compañía presentaba en el primer semestre del año pasado aún una importante cifra de beneficios, eran conscientes que las mismas para este mismo periodo de este año no sólo se reducirían sino que se entraría en pérdidas. Sin embargo, las previsiones vaticinadas por los responsables de los departamentos económicos de la entidad fueron, por suerte para Li-Ning, muy por encima de los resultados finalmente alcanzados. Así, si bien Li-Ning ha presentado pérdidas en este primer semestre del año, algo que como decimos esperaba la compañía, las mismas han alcanzado los 30 millones de dólares, una cifra sensiblemente inferior a los 40 millones de dólares previstos inicialmente por la compañía, en lo que han considerado un reflejo de la buena aceptación de su política puesta en acción para minorar al máximo las consecuencias de la crisis de consumo del mercado chino, una crisis que por otro lado ya comienza a dar síntomas de recuperación dentro del sector del mercado de prendas deportivas después de dos años de continuas caídas en las cifras de ventas.