LeBron y Durant, los reyes de las zapatillas en la NBA

0

Año 2013. Portada de Sports Illustrated. En ella, Kevin Durant, uno de los jugadores estrellas de la NBA, se lamentaba por ser siempre el segundo en todo. Durant fue seleccionado en el número 2 del draft de la NBA. Fue segundo en la votación del MVP en tres ocasiones. Oklahoma, su franquicia, fue segundo detrás de Miami en la Final de la NBA de 2012 y durante toda esa temporada, Durant fue considerado el mejor jugador de la liga….tan sólo por detrás de LeBron James.

Forbes comienza así un interesantísimo artículo referido a las ventas de zapatillas de la NBA, donde las dos grandes estrellas de la misma, LeBron James y Kevin Durant, se reparten nuevamente las dos posiciones pero, nuevamente como casi siempre, Kevin Durant vuelve a quedarse en la segunda posición tan sólo por detrás del cuatro veces elegido MVP de la NBA.

Sin embargo, esa situación parece cambiar. Al menos esta temporada. Durant forma parte de uno de los mejores Thunders que se recuerda, su distancia con LeBron en la cancha se cierra cada vez más y es el gran favorito de este año para ganar su primer MVP. Pero además, en el terreno del marketing deportivo, las distancias en las ventas de zapatillas con respecto al gran LeBron también se reducen considerablemente.

Así, las ventas de zapatillas Nike de Kevin Durant subieron hasta un 400% el año pasado, pasando de apenas 35 millones de dólares a 175 millones de dólares en los Estados Unidos, según datos facilitados por la agencia SportsOneSource, la mayoría procedentes de unidades vendidas de las KD VI.

Durant se unió a la firma norteamericana Nike en el año 2007 en un contrato de siete años a cambio de 60 millones de dólares. Fue el último de los grandes mega contratos realizados por las grandes firmas de calzado deportivo a un novato en la NBA. Sin embargo, Nike sólo vendió 15 millones de dólares en zapatos KD en el año 2011, algo que muchos responsabilizaron a la escasa dimensión tanto mediática como a nivel de mercado de los Thunders. Sin embargo, los últimos resultados (final de la NBA en 2012 y la excelente campaña en esta) han provocado que las ventas de la zapatilla se disparen.

James sigue, no obstante, siendo el principal vendedor de zapatillas en la NBA, con más de 300 millones de dólares en ventas de sus zapatillas. La brecha entre estos dos monstruos del baloncesto y sus perseguidores es enorme. El tercero en discordia, Kobe Bryant, ve como Durante vende tres veces y media más zapatillas que él mismo, a pesar de que Bryant es el jugador NBA más popular en China, aunque ello sólo representa 50 millones de dólares en ventas de sus zapatillas en el gigante asiático.

A este trío se une en cuarta posición Derrick Rose, con 40 millones de dólares en ventas vendidos, pero de la marca adidas en esta ocasión. Sin embargo, lo realmente asombroso es que sus cifras se mantuvieron estable a pesar de perderse la temporada pasada por la lesión de rodilla. adidas firmó un contrato con Rose de 13 años por 185 millones de dólares para reducir la brecha con Nike. Su estrategia, sin embargo, no parece haber funcionado. La cuota de mercado de adidas en el baloncesto es tan sólo del 5,5% en 2013. Nike y su filial Jordan acaparan, por contra, el 92%, mientras que Reebok, con 1,4% y Under Armour, con un 0,7% lucharon ferozmente por los restos.

Curioso es el caso de Jordan. Han pasado ya 11 años desde que Jordan jugara por última vez un partido de la NBA pero, sin embargo, su marca consigue unas ventas de más de 2.000 millones de dólres el año pasado, lo que supuso un incremento de más del 12% respecto a 2012.

Así pues, todo parece seguir igual en el mercado de las zapatillas en la NBA y sin embargo, todo parece estar cambiando. Durant aspira a no ser el eterno segundón y este año parece encaminado a ello. En las ventas de zapatillas, también.