LeBron y Bryant, a la cabeza de los ingresos por patrocinio USA

0

Finalizó el fin de semana de las estrellas, culminado con el partido que enfrentó al Este contra el Oeste con el triunfo del primero por 163-155 y donde nuevamente las voces críticas con la organización alzaron la voz respecto a la escasez de defensas durante el encuentro que permite tanteos abultados en el marcador pero que devalúan el producto desde el punto de vista comercial.

No fue un encuentro de las estrellas habitual. La organización tuvo que esmerarse para poder encontrar sustitutos a los lesionados Derrick Rose y Kobe Bryant, un vacío difícil de llenar, no sólo ya bajo el prisma de los aficionados sino de cara a los patrocinadores y sponsors del evento.

Y justo en este escenario, Forbes ha analizado los ingresos publicitarios de los All Stars 2014. Y en este particular y tradicional ranking de Forbes, dos superestrellas, una que estuvo presente y otra ausente, LeBron y Kobe Bryant, encabezan la clasificación. Así, según Forbes, LeBron obtuvo unos ingresos publicitarios de 42 millones de dólares, mientras que Bryant consiguió de sus patrocinadores y de sus contratos comerciales hasta 34 millones de dólares. LeBron repite así una tendencia que comenzó ya en su debut en la NBA, allá por el año 2003, con un multimillonario contrato con Nike que abonó la mayor cuantía jamás pagada por un novato. Más a pesar de contar con firmas como Nike, McDonalds, Coca Cola o Samsung, son muchos los que consideran que el dos veces ganador del anillo y cuatro veces nombrado MVP minusvalora aún su capacidad comercial.

Todo lo contrario ocurre en el caso de Bryant. Con cinco campeonatos a sus espaldas y 18 años en la NBA, Kobe Bryant es el jugador más popular de uno de los mercados más importantes para la NBA, el chino. Bryant sí ha sabido explotar comercialmente su imagen con acuerdos, además de con Nike, con Turkish Airlines, Lenovo o Hublot, aunque los ingresos que obtiene por estos contratos sean sensiblemente inferior a los que recibe LeBron.

No quedan aquí las conclusiones en este estudio. El Top 10 de los jugadores que más ingresos obtienen por publicidad en la NBA suman entre todos 155 millones de dólares, una cifra que barre por completo al Top 10 de lo que obtienen los jugadores más marketeables en ligas como la MLS, la MLB, la NFL o la NHL. Así, el Top 10 de la MLB apenas alcanzaba los 30 millones de dólares, por los 15 millones que a duras penas lograban los 10 jugadores más comerciales de la NHL o los algo más de 55 que obtienen los jugadores que pertenecen a la competición más mediática de los Estados Unidos, la NFL. Sin embargo, quizás la que más se pueda acercar a lo que obtienen los jugadores de basket sean los futbolistas, que logran ingresar por publicidad hasta 120 millones de dólares en esos 10 jugadores más mediáticos y comerciales.

Para tratar de explicar esta paradoja, los especialistas argumentan que una de las claves del éxito de la NBA a nivel de ingresos comerciales de sus jugadores radica, precisamente, en la enorme aceptación por parte de los aficionados de un producto contra el que el resto de competiciones tiene difícil hacer oposición: las zapatillas de baloncesto. Así, Nike y adidas pueden llegar a obtener más de 10 millones de dólares. De muestra, un botón: Nike pagó en su momento 185 millones de dólares por convertir a LeBron en embajador de la firma, donde el principal producto serían las zapatillas, una cifra impensable en competiciones como por ejemplo la NFL. En esa liga, es difícil encontrar algún acuerdo de una marca en la que ésta pague más de 1 millón de dólares al año a un jugador por promocionar zapatillas.

Otro aspecto que explicaría esta supremacía de los jugadores NBA frente a los de otros deportes en lo referente al ámbito comercial sería el hecho de la dimensión universal del deporte en sí: del baloncesto. El basket es uno de los deportes más seguidos (y más jugados) del mundo. Por contra, deportes como el football o el baseball se circunscriben casi exclusivamente a territorio norteamericano, con muy poca representación en mercados tan sumamente importante como el europeo. Esto ha posibilitado a su vez que mercados como el asiático sean un campo sumamente preciado para la explotación comercial de la imagen de las marcas a través de jugadores de la NBA: el propio Kobe Bryant ha realizado viajes a China en los últimos años para promocionar a Nike, convirtiéndose en uno de los puntales de la firma de Oregon para contrarrestar la baza de adidas en el país asiático a través de jugadores de la NBA como Jeremy Lin o incluso en el mundo del fútbol con Leo Messi. No sólo Bryant. El propio LeBron ha firmado con Dunkin Donuts exclusivamente para el mercado asiático y hace tan sólo un año estampó su firma para ser la imagen de Tencent, la proveedora más importante de servicios de internet en China, en el país. Dos ejemplos de oportunidades que no están disponibles, por el momento, para jugadores de football o de baseball.

El Top 10 de los jugadores más marketeables de la NBA es el siguiente:

1. LeBron James: $42 millones (Nike)
2. Kobe Bryant: $34 millones (Nike)
3. Derrick Rose: $21 millones (Adidas)
4. Kevin Durant: $14 millones (Nike)
5. Dwyane Wade: $12 millones (Li Ning)
6. C. Anthony: $9 millones (Jordan/Nike)
7. Amar’e Stoudemire: $6.5 millones (Nike)
8. Dwight Howard: $6 millones  (Adidas)
9. Blake Griffin: $6 millones (Jordan/Nike)
10. Chris Paul: $4 millones (Jordan/Nike)