Le Coq Sportif no se conforma sólo con el fútbol

0
Alizé Lim firma con Le Coq Sportif
  • Le Coq Sportif apuesta decididamente por su vuelta a la primera plana de la industria del deporte con la firma de una de las grandes promesas del tenis femenino francés: la tenista Alizé Lim, hasta ahora embajadora de adidas

Si bien durante muchos años pareció estar sumida en el más profundo letargo, la histórica marca francesa parece haber despertado con un enorme ímpetu por tratra de dar solvencia y solidez a su regreso a la primera plana dentro del mundo del deporte. Y para aquellos que defendían que su proyecto se bastaría en el fútbol actual, con una decidida apuesta por clubes históricos europeos, la realidad es que la compañía no se limita a este deporte y recurre, de igual manera, a apoyar, incentivar y relanzar su marca en uno de los deportes donde se dio a conocer: el tenis.

Le Coq Sportif no se conforma sólo con el fútbol

La histórica marca francesa ha decidido dar un paso adelante con una no menos decidida apuesta por los valores jóvenes dentro del tenis francés. Así, para ello, Le Coq Sportif ha decidido pujar por una de las grandes esperanzas de este tenis en el circuito internacional en lo que a mujeres se refiere, en la persona de la tenista gala Alizé Lim, una jugadora que ocupa en la actualidad el puesto número 224 del circuito WTA, vestida hasta ahora por adidas, y que cuenta con 24 años de edad.

No es la única dentro del mundo del tenis galo. Le Coq Sportif ya tiene, en el circuito masculino, a otro importante embajador de la compañía como es el tenista Richard Gasquet, con una trayectoria mucho más consolidada dentro del circuito internacional que la joven tenista gala.

El fútbol como eje fundamental de su política de expansión

La marca gala ha estado en los últimos días en el candelero mediático después de conocerse, tal y como hemos adelantado en Marketing Deportivo MD, su regreso triunfal al mundo del fútbol de la mano de uno de los clubes históricos en el Calcio italiano como es la Fiorentina.

A pesar de no haber sido presentado aún oficialmente, la marca francesa sustituriá de este modo a la española Joma, volviendo a la primera actualidad del fútbol mundial con el patrocinio técnico de una entidad que viene a coger el relevo de entidades tan importantes en este deporte a las que ya equipó la firma gala como la Selección Francesa del Mundial de Suecia de 1958; la Italia campeona que disputó la Copa del Mundo de España en 1982 o la Argentina de Diego Armando Maradona que conquistó el Mundial de México tan sólo cuatro años después.