Las ventas de Nike caen en España

0

La firma norteamericana Nike ha hecho públicos sus cifras de negocios en España, un país en el que tiene establecida una cuidadosa estrategia comercial y de expansión pero que, consecuencia principalmente de la crisis económica que sufre, ha propiciado un serio descenso en los datos de la compañía de Oregon.

American Nike, filial de la multinacional de ropa deportiva, hizo públicos los datos correspondientes a su cifra de negocio en España, contabilizando un total de 49,7 millones de euros, una cifra significativamente importante pero que no obstante supone un recorte de un 5% con respecto a los números que presentaba la compañía en el ejercicio anterior, unos números que ya fueron inferiores a los de su ejercicio precedente, y confirmando con ello una clara tendencia descendente en los últimos años experimentada por la gigante de ropa deportiva.

Con una plantilla de más de 260 empleados, American Nike abarca las actividades comerciales de la firma de Oregon en toda la Península Ibérica, es decir, en España y Portugal. En suelo luso, los resultados no fueron mucho mejores. Así, del 13% que suponían los ingresos procedente de Portugal en el total de lo recaudado por Nike en la Península, se ha pasado ahora a un preocupante 10%, un descenso del 3% propiciado igualmente por la grave crisis económica que vive el territorio vecino.

Nike tiene fundadas esperanzas en que la comercialización de la marca Converse, adquirida hace ahora un par de años por los norteamericanos, permitirá compensar con sus ingresos los posibles números negativos de los últimos años. Al respecto, la venta de productos Converse ya aporta 5 millones a las cifras de ventas.

A pesar de ello, Nike despidió 2013 a nivel mundial con unas ganancias trimestrales que se sitúan muy cercanas a las previsiones
más optimistas que expertos de Wall Street habían vaticinado para el
segundo trimestre fiscal finalizado el pasado 30 de noviembre. Los
ingresos totales obtenidos por Nike ascencieron hasta los 6.430 millones
de dólares, un 8% más de incremento y que motivaron que la cifra
alcanzada se situara muy cerca de los 6.440 millones de dólares que
habían previsto dichas previsiones, como decimos, la visión más
optimista de esos expertos.

Las ventas de Nike en el mundo se incrementaron hasta un 12% en uno de los mercados
considerados prioritarios por la multinacional, Europa, donde la
compañía ataca la posición dominante de su gran rival, la multinacional
alemana adidas. En este mercado, esas órdenes futuras se incrementaron
hasta un 26%.

En China, otro mercado prioritario, Nike pudo solventar los problemas
existentes con el exceso de stocks que provocó en la mayoría de las
marcas que operaban en dicho sector la caída del consumo de la población
china y, a través de agresivos descuentos, logró alcanzar hasta un 5%
de crecimiento en las ventas.

De este modo, la combinación de todos estos factores, ha dado lugar a
que la marca logre presentar unas ganancias de 537 millones de dólares,
es decir, un 40% más que el mismo trimestre del año anterior, lo que
fortalece el dominio de la compañía a nivel mundial dentro del sector,
con una cuota de mercado de 14,6% frente al 11,4% de su gran rival
adidas.