Las marcas abren la batalla por Pogba

0
Paul Pogba, el nuevo motivo de batalla de Nike, adidas y Puma
  • El internacional francés de la Juventus de Turín, consciente del interés de los grandes clubes europeos por incorporarle, se deja querer comercialmente hablando por las marcas de ropa deportiva a las pone una cifra: 5 millones de dólares anuales

La llegada del año nuevo no parece haber alterado lo más mínimo el status quo existente dentro del sector del marketing deportivo en lo que a las grandes marcas se refiere, con dos compañías batallando por cualquier nuevo valor que pueda ser interesante para las mismas a la hora de llevar a cabo sus estrategias, bien sean entidades deportivas o bien sean embajadores. Dentro del mundo del fútbol, el foco de la nueva batalla entre Nike y adidas se ha trasladado a Italia, donde el francés se ha convertido en nuevo objeto de deseo de ambas.

Pogba, la nueva sensación deportiva… y mediática

La conclusión del pasado Mundial de Brasil 2014 trajo a escena la aparición de una nueva estrella objeto de deseo por parte de los grandes clubes europeos: el internacional francés de la Juventus de Turín, Paul Pogba, se convertía en el jugador más deseado por clubes como el Manchester United, FC Barcelona, Bayern de Munich o Real Madrid, inmersos todos, algunos de manera más disimulada que otros, en una verdadera carrera de negociaciones para tratar de ser el que finalmente se haga con los servicios del jugador galo.

Sin embargo, esta batalla que dirimen las grandes entidades futbolísticas de Europa por el jugador no se limita exclusivamente a las mismas dentro de la esfera meramente deportiva. A nivel extradeportivo, desde el punto de vista del marketing, se está librando otra de dimensiones iguales o parecidas a la anterior donde las principales firmas del sector, Puma, Warrior, pero sobretodo Nike y adidas, luchan de manera enconada por hacerse con un jugador que se está convirtiendo en el centro de atención mediática a nivel mundial.

Ni de unos ni de otros…

Pogba es un jugador diferente. Y no sólo desde esa visión de su rendimiento deportivo. A nivel de vinculación con las marcas comerciales, Pogba lleva años luciendo una indiferencia frente a las mismas que ha elevado considerablemente su caché en el despegue deportivo de su carrera.

El internacional galo estuvo vinculado en el pasado a la multinacional norteamericana Nike, firma a la que perteneció desde su etapa más joven en los inicios de su carrera deportiva. Sin embargo, aquella relación finalizó hace ya algunos años y el jugador nunca se ha interesado demasiado por vincularse definitivamente a una u otra firma comercial. De hecho, esta libertad del francés ha hecho que alterne de manera indistinta en sus encuentros botas de marcas como Nike, adidas o incluso Puma según su conveniencia, fruto de la libertad que tenía para elegir una u otra marca. Sin embargo, la situación ha comenzado a cambiar con la explosión deportiva del jugador y el interés de los grandes clubes por hacerse con sus servicios.

5 millones de dólares

La situación ha dado un giro de 180 grados. Pogba y sus representantes comenzaron a valorar un cambio en su actitud en lo referente a su vinculación comercial con las firmas de ropa deportiva cuando comprobaron como, junto a las llamadas a su puerta de los grandes clubes europeos, se producía también la de las grandes firmas de ropa deportiva, que pretendían hacer de Pogba uno de sus principales embajadores para los próximos años.

A partir de aquí, la rumorología respecto a su futuro en este sentido se disparó. Los hay quien lo ve enrrolado entre las filas de Nike, firma que en la actualidad viste a la Juventus, su todavía equipo, y con la que ya tuvo una vinculación en el pasado. Los hay que ven en Puma al destino de un jugador que llegaría a la marca alemana para complementar la importante presencia que va adquiriendo la firma en el sector en los últimos años con incorporaciones como Balotelli, Fábregas o el Kun Agüero. Pero los hay sobretodo quién lo ve en adidas. Y por una sencilla razón. Todos los posibles pretendientes o destinos, deportivamente hablando, del jugador en el futuro pasan por una entidad adidas. Así, bien sea el Real Madrid o el Manchester United o incluso el Bayern de Munich el que se haga con sus servicios, será un club que la temporada que viene estará equipado por adidas. Incluso si la decisión final del jugador fuera la de continuar en la Juventus, también ésta será una entidad vestida por adidas a partir de la próxima campaña.

Lo que tienen claro el jugador y sus representantes es que tratarán de sacar el mayor rendimiento posible a dicha situación. Así, cada firma que ha llamado a la puerta de Pogba ya conoce las intenciones de este: quiere un contrato de cuatro o cinco años a razón de 5 millones de dólares anuales, lo que le situaría a la altura de las grandes estrellas dentro de cualquier firma a la que llegue.

Pogba deshoja la margarita de su futuro y no sólo deportivamente hablando. Nike, adidas o incluso Puma tienen la llave para convencer al jugador para que se incorpore a su equipo de embajadores, una llave que ya saben lo que vale: 5 millones de dólares.