Las firmas se rifan a Diego Costa, que abandonaría a la norteamericana Nike

0

Una de las estrellas del momento dentro de la Liga BBVA es el hispano-brasileño Diego Costa, nombre propio con mayúsculas de la competición española y que por méritos propios se está haciendo un importante hueco en el elenco de estrellas que reúne el fútbol español.

Y ese buen momento por el que atraviesa el jugador del Atlético de Madrid desde hace algo más de un año no ha pasado desapercibido para nadie, y como es evidente, tampoco para las grandes marcas comerciales que han comenzado a disputarse al jugador rojiblanco.

Así las cosas, en las últimas jornadas de la liga española hemos podido comprobar como un hecho, aparentemente que podría pasar desapercibido, nos puede dar alguna pista acerca del posible futuro del jugador en lo referente a las marcas comerciales que le patrocinan y, en concreto, a lo referente a las firmas de ropa deportiva.

Diego Costa es un jugador Nike. O al menos lo era. Desde hace unos años, el jugador ha vestido prendas Nike, compañía de la que era brand ambassador. Así, no era difícil distinguir en los encuentros que el futbolista disputaba los modelos Nike de sus botas. En los últimos meses, el jugador lucía el modelo Nike Mercurial IX de la firma norteamericana. Sin embargo, de un tiempo a esta parte no es complicado ver al jugador lucir, tanto en los entrenamientos como en los partidos oficiales, ese mismo modelo pero al que el jugador ha tapado el logotipo de Nike con un rotulador permanente en color negro y a las que incluso ha cambiado los cordones por otros de color verde para no identificar a las botas con el modelo citado.

Todo apunta a que ello es una estrategia del jugador tras la conclusión del contrato que le unía a la firma norteamericana y fruto de las condiciones que Nike establece en los contratos con sus embajadores respecto al periodo de tanteo en el que se le da la posibilidad a la marca de contraofertar cualquier oferta que reciba el jugador en cuestión, periodo en el que aparentemente estaríamos en estos momentos.

Diego Costa habría optado por esta estrategia para evitar casos como los vividos con el alemán Özil, que fue llevado incluso a los tribunales por la compañía norteamericana por lucir botas adidas, su nueva marca, en ese periodo reservado para que Nike pudiera contraofertar. Así, al objeto de evitar estos problemas pero también de no promocionar más a la marca tras la conclusión del contrato, el jugador habría optado por ocultar los logotipos de Nike a la espera de que dé por finalizado ese periodo de tanteo y pueda firmar por su nueva marca, a la que muchos ya le ponen nombre y no es otro que el de la alemana adidas.