Las famosas vuvuzelas de Sudáfrica serán reemplazadas por las caxirolas brasileñas

0

Quién no recuerda el estruendo que miles de las llamadas vuvuzelas provocaban en cada partido del pasado Mundial de Sudáfrica. Un sonido del que se quejaron medios de comunicación, jugadores e incluso aficionados que no las utilizaban. Pero el caso es que las vuvuzelas fueron un rotundo éxito en el Mundial africano, al que se recordará, entre otras cosas, por esos ‘aparatos’.

Pues parece ser que el hecho ha sentado cátedra y Brasil quiere tener también sus propias “vuvuzelas” pero a la brasileña. Así, el conocido Carlinhos Brown ha presentado en sociedad las “caxirolas”, una especie de vuvuzelas pero a la brasileña, después de que el conocido músico recibiera la aprobación del Ministerio de Deportes brasileño para su creación.

Las caxirolas brasileñas están inspiradas en el caxixi, un instrumento de origen africano, y pretenden convertirse en el instrumento identificativo de Brasil 2014 al igual que ocurrió en Sudáfrica con las vuvzelas: “Las vuvuzelas llevaban en su sonido la voz de la hinchada de África. Las caxirolas pretenden llevar el ritmo del pueblo brasileño”, ha reconocido en Facebook el popular artista.

El pasado jueves recibió definitivamente el visto bueno del Ministerio de Deportes, lo que supuso el pistoletazo de salida de una acción que tratará de luchar contra la competencia desleal y la piratería de este producto, que ya cuenta con las patentes y registros necesarios que garanticen su “monopolio”. La idea inicial de sus promotores es buscar patrocinadores que fabriquen casi 200 millones de caxirolas para venderlos durante el Mundial 2014.

El peculiar instrumento es una especie de maraca de plástico inspirada como ya hemos dicho en un cencerro de paja de origen indígena llamado caxixi muy usado en la capoeira y en la música popular brasileña. La caxirola ha sido uno de los 96 proyectos que el Plan de Pomoción de Brasil con motivo del Mundial 2014 han sido seleccionados, entre los que se incluyen actividades gastronómicas, culturales o medioambientales entre otras.