Las camisetas oficiales de la Euro2012 pueden ser peligrosas para la salud!!!

0

Golpe brutal a las principales marcas que vestirán a las selecciones que participarán en la Eurocopa 2012. Y es que la Organización de Consumidores y Usuarios de España ha llevado a cabo un análisis de algunas de las elásticas oficiales que vestirán las diferentes selecciones en la próxima Eurocopa 2012 que se celebrará en Polonia y Ucrania, con unos resultados más que sorprendentes.

Cuando uno se dirige a una tienda y compra una camiseta oficial de su selección favorita, ya sea de la marca Adidas, Nike o Puma, a parte de desembolsar una suma importante de dinero (sigo pensando que 80-90 euros por una camiseta es un precio algo excesivo), lo hace pensando que se está llevando a casa una prenda elaborada con unos rigores mínimos de calidad, pero para nada sospecha que la misma puede ser perjudicial para su salud.

Pues todo esta creencia se viene abajo con el estudio llevado a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios de España que ha puesto de manifiesto como la mayor parte de las prendas oficiales que llevarán las distintas selecciones en la próxima Eurocopa de Polonia y Ucrania, son perjudiciales para la salud del que las porta. ¡¡¡Y ojo!!! No estamos hablando de réplicas o falsificaciones de mala calidad. No. Hablamos de prendas y camisetas oficiales que se encuentran en tiendas oficiales o que distribuyen de manera autorizada esas prendas.

Así, la intención de la OCU era comprobar la seguridad química de las camisetas, averiguar si contienen sustancias nocivas
para la salud y/o el medio ambiente, como han hecho en anteriores
ocasiones en otros estudios ya publicados. Y su conclusión es que se abusa de la química, incluso hasta
llegar al punto de que alguna de las camisetas oficiales analizadas no deberían venderse en las tiendas.

Para fabricar prendas textiles se usan cientos de sustancias
diferentes: unas dan color, otras fijan impresiones, algunas contienen
restos de la fabricación… Y no todas son inocuas. Existen camisetas que
pueden ser alergénicas, sospechosas de estar implicadas en procesos
cancerígenos o dañinas para el medio ambiente, pues contienen metales
como el arsénico, el plomo o el níquel, que son tóxicos. Varias sustancias
están prohibidas en los textiles que van a estar en contacto directo
con la piel, pero otras no están reguladas y no son seguras, y por lo
tanto son inaceptables para nosotros. Las
camisetas de fútbol conllevan un riesgo especial, porque se usan en
verano, para hacer ejercicio físico y están en contacto directo con la
piel: el sudor y la fricción favorecen que las pequeñas cantidades de
sustancias nocivas que haya en la prenda pasen a la piel más fácilmente y
puedan aparecer efectos adversos.

Para poner en marcha la prueba encuestión, la OCU analizó las camisetas oficiales de España (Adidas), Alemania (Adidas), Ucrania (Adidas), Rusia (Adidas), Francia (Nike), Italia (Puma), Portugal (Nike), Holanda (Nike) y Polonia (Nike). Conclusión a la que se llegó:

  1. Las camisetas de España (Adidas), Alemania (Adidas), Ucrania (Adidas), Rusia (Adidas), Francia (Nike) e Italia (Puma) contienen algún metal pesado -usados habitualmente como
    colorantes- y en algunos casos nonilfenoles -surfactantes usados como
    jabones- que se usan en su fabricación y tienen efectos dañinos para el
    medio acuático -efecto disruptor endocrino-. La camiseta de la selección
    española, como la de Alemania, contiene plomo en la
    nueva zona interior roja y azul del cuello, donde se recuerdan los
    títulos conquistados por España en 1964 y 2008. En esa zona, el plomo
    aparece en niveles más altos, más altos que los permitidos en productos para niños, y no adecuados para ninguna talla. También detectamos restos de níquel en esa zona y nonilfenoles en el tejido.
  2. Las elásticas de Portugal (Nike) y Holanda (Nike) contienen pequeñas cantidades de níquel, aunque dentro de la legalidad.
  3. La camiseta de Polonia (Nike), una de las selecciones anfitrionas junto con Ucrania, directamente no debería ser legal y por lo tanto debería retirarse de las tiendas,
    pues contiene compuestos organoestánnicos en las impresiones de la
    parte trasera -compuestos orgánicos de estaño-, que se usan para
    prevenir el olor a sudor, pero que pueden ser tóxicos para el sistema
    nervioso.

En definitiva, un varapalo para estas tres marcas analizadas y su imagen, que tanto pretenden cuidar. La pregunta a hacerse es ¿compramos realmente la calidad que pagamos?