Las 5 grandes marcas que despuntarán en la Final de la NBA

0

El próximo jueves dará comienzo la serie de encuentros correspondientes a la final de la NBA 2012-2013, que enfrentará a los Spurs de San Antonio con los Heat de Miami. Y lejos de divagar sobre los enfrentamientos que, dentro del terreno deportivo, depararán los emparejamientos Lebron-Duncan o Wade-Ginobili, nos encontramos con otro enfrentamiento no menos interesante en el apartado del terreno del marketing y del patrocinio deportivo: el que librarán las grandes marcas comerciales que copan este tipo de acontecimientos año tras año.

La cuestión no es para nada un asunto baladí o vanal: no en vano, en el año 2012 las empresas estuvieron dispuestas a invertir más de 500 millones de dólares en spots y anuncios durante el discurrir de los playoffs de la NBA: 30 segundos de publicidad en televisión en la Final de la NBA llegó a pagarse a 460.000 dólares el bloque.

Pero no sólo de spots viven estas marcas. Existen otras acciones y campañas que están íntimamente relacionados con la presencia de las mismas de manera intrínseca a los verdaderos protagonistas de este espectáculo, los jugadores, pero también a los recintos donde se juega y otro tipo de elementos que estarán muy presentes durante la disputa de esta serie final. Entre todas estas marcas, hemos destacado cinco:

Adidas
El primer gran nombre comercial, estará muy presente en la final gracias a su acuerdo con la liga en virtud del cual es el actual sponsor técnico de toda la NBA, y todo por un contrato firmado en el año 2006 con la liga que le reporta a la misma 400 millones de dólares. Así, la marca está presente en todo aquello que le permite la organización: calentamientos, banquillos, etc… Se verán las míticas tres rayas allá donde se mire y tanto la NBA como la propia adidas ya se frotan las manos con la permisibilidad de la misma de mostrar publicidad en la camiseta a partir de próximas temporadas y donde es seguro que estará visible el logotipo de adidas.

Nike
Allá donde esté adidas, evidentemente estará su alter-ego, su gran rival, su némesis, la firma norteamericana Nike, y viceversa. La presencia de la marca de Oregon será de una manera mucho más directa, a través de la sponsorización directa de jugadores, donde uno por encima del resto será el que ondee la bandera de Nike en la final: Lebron James, uno de los principales embajadores de la marca, al que le paga 15 millones de dólares por el acuerdo que le convierten en uno de los más importantes brands ambassadors de la firma en la NBA.

Pero no sólo es James. Nike tiene invertidos en contratos de patrocinio en toda la liga más de 3.500 millones de dólares, cantidad que no incluye las demasías que debe aportar la marca a sus embajadores por títulos conseguidos o rondas clasificadas.

American Airlines
Quizás muy poco llegárais a pensar que una aerolínea tuviera tanto protagonismo dentro de la NBA. Pero así es. La compañía abona más de 2 millones de dólares anuales por los derechos de naming rights del pabellón de los Heat. Este contrato le da derecho no sólo a renombrar el estadio como el American Airlines Arena de Miami sino que además su logotipo está bien presente en el avión que transporta a los jugadores. En el año 2011, en la final que enfrentó a Dallas y Heat, la compañía tenía los derechos de los dos pabellones, el American Airlines Center de Dallas y el American Airlines Arena de Miami. Se estima que su exposición en los medios rondó un valor cercano a los 70 millones de dólares.

AT & T 
Era evidente que un sector como el de las telecomunicaciones también tenía que tener su espacio dentro de la final. Y dentro del sector, el gigante AT & T lleva ventaja a sus perseguidores precisamente por disponer de los derechos de naming rights del pabellón de los Spurs, el rival de los Heat, en un contrato a 20 años a razón de 41 millones de dólares. La jugada es crucial puesto que en los Heat estarán presentes T-Mobile, en la figura de Dwyane Wade, y Samsung, en la figura de Lebron James, ambos embajadores de esas respectivas marcas.

Gatorade
Tocamos el último de los sectores que también estará presente en la final. La alimentación y bebidas. La marca de PepsiCo es uno de los socios oficiales de la NBA y su logotipo podrá ser visible en cualquier botella de bebida de los jugadores, un duro golpe sin duda para su gran rival Coca Cola.

En definitiva, estamos ante una final donde no sólo se juega a nivel deportivo. A nivel de marketing y patrocinio hay mucho en juego. Y las firmas y casas comerciales lo saben.