La USADA comienza a sospechar de Nike en el caso Armstrong

0

El asunto del dopaje del siete veces ganador del Tour de Francia, Lance Armstrong, va deparando nuevas sorpresas cada día que pasa en la investigación. Así, ahora la USADA ha puesto todos sus ojos sobre la firma norteamericana Nike y su apoyo incondicional al norteamericano a pesar de las pruebas que tienen de dopaje sistemático y continuado. Y parece ser que sus dudas sobre dicho apoyo no las arrojan sin un por qué.

Dentro del mundo del deporte, todo el mundo se pregunta por la postura adoptada por Nike en el caso de las acusaciones de dopaje de Lance Armstrong. A pesar de que la USADA ha condenado y desposeído de sus títulos al corredor norteamericano y a pesar de que la UCI comienza a tener serias dudas sobre la inocencia de Armstrong, a muchos sorprende el apoyo y la confianza incondicional que, ante estas pruebas, tiene depositadas la firma Nike sobre el corredor.

Nike argumenta, (¿en su defensa?) que no es la primera vez que toma esta postura. Ya lo hizo con Kobe Bryant en el año 2003 cuando fue acusado de acoso sexual o con el escándalo, también de connotaciones sexuales, de Tiger Woods en el año 2009. Sin embargo, en el caso del dopaje de Armstrong, la situación no se centra en la posible lealtad de la marca a un deportista en sus momentos más difíciles. Al parecer, existen evidencias que ponen de manifiesto que Nike sería una parte muy activa en el entramado de dopaje del que acusa la USADA.

Hace unos días, la USADA se desmarcaba con nuevas acusaciones hacia Armstrong: según la organización, en el caso Armstrong se había seguido el Programa de Dopaje más Sofisticado de la historia, con implicaciones de más de un actor que impedía su detección y seguimiento por parte de las autoridades antidopaje. Y aquí, para sorpresa de todos, es donde aparece Nike.

Partiendo de esas manifestaciones, la USADA puso en marcha una investigación de aquellas personas y organismos supuestamente ‘amenazados’ por la organización de la trama Armstrong ante posbles revelaciones sobre prácticas dopantes. Una de estas personas es Kathy Lemond, la esposa del también exciclista norteamericano Gred Lemond, que afirmó que en el año 2006, Nike pagó al ex-presidente de la UCI, Hein Verbruggen, medio millón de dólares para tapar un supuesto caso dopaje, de acuerdo con las confesiones que le realizó Julian Devries, un mecánico del equipo de Armstrong y amigo de la familia Lemond.

Sea como fuere, la actitud de Nike en este caso está resultando más que sospechosa para muchos, cada vez más, críticos con Armstrong y todo su entorno, en lo que parece todo un auténtico entremado con muchísimas aristas conformándolo que podrían dar lugar a la mayor estafa en la historia del deporte jamás contada. Muchos se preguntan que lleva realmente a Nike a continuar dando apoyo a Armstrong cuando estas acusaciones están haciendo ya suficientemente daño a la imagen de Nike e incluso se aventuran a asegurar que las amenazas de ‘tirar de la manta’ de muchas de esas partes en este supuesto entramado es lo que estaría manteniendo este castillo de naipes aún en pie.