La Universidad de Kansas renueva con adidas

0

La relación que vienen manteniendo la Universidad de Kansas y la marca alemana adidas, lejos de debilitarse tras el escándalo que afectó a la marca con una buena parte de las universidades norteamericanas por problemas con sus fábricas en Asia, una vez resueltos los mismos, se ha consolidado tras el acuerdo anunciado hace apenas unos días de renovación por parte de las dos entidades.

La Universidad de Kansas y la firma alemana adidas han decidido prolongar en el tiempo la relación que les une y que data de ocho años atrás. Así, en virtud del nuevo acuerdo firmado y a cambio de 26 millones de dólares, la marca alemana seguirá en la Universidad de Kansas durante otros seis años, hasta finales del año 2019.

De este modo, y gracias a este mega contrato, la Universidad de Kansas se convierte en una de las más afortunadas entre todas las que tienen relación con la marca de las tres tiras, puesto que las cantidades a percibir distan mucho del resto de acuerdos que adidas tiene con otras universidades.

La relación entre ambas entidades se inició en el año 2005 cuando, de manera sorpresiva, adidas lograba arrebatar a su gran rival a uno de sus valores dentro del panorama deportivo universitario. Así, la marca alemana se lograba hacer con un preciado trofeo de Nike. Ahora, ocho años después, la universidad logra afianzar esta relación en base a unas cifras que dan verdaderamente vértigo a la par que envidia a sus contrincantes.

Así, la Universidad de Kansas recibirá 10 millones de dólares en efectivo a los que habrá que sumar otros 16 millones en productos durante los próximos seis años. El contrato hasta ahora vigente imponía unas condiciones de 12 millones de pago en efectivo mientras que otros 13 irían en productos. Es decir, se ha logrado incrementar en un millón de dólares lo que hasta ahora percibían.

El acuerdo ha sido logrado debido sobre todo a la predisposición de adidas a cerrar, cuanto antes, el mismo toda vez que la amenaza de Nike estaba más que presente en un intento de la firma norteamericana por devolver el golpe a adidas y recuperar una plaza tan importante como la de Kansas.