La UEFA repartió más de 1.100 millones de euros entre Champions y Europa League la temporada pasada

0

El máximo organismo del fútbol europeo ha hecho público los datos relativos al reparto de premios de sus dos competiciones principales a nivel de clubes, la Champions League y la Europa League, durante la temporada pasada, con un resultado de más de 1.100 millones de euros distribuidos entre los diferentes equipos participantes.

Un total de 904,6 millones de euros se repartieron a los equipos que
participaron en la pasada UEFA Champions League. Los dos clubes que
disputaron la final de 2012/13 en Londres, FC Bayern München y Borussia
Dortmund, recibieron grandes cantidades de dinero gracias a su
excepcional campaña. El Bayern, que fue coronado campeón de Europa después de vencer 2-1
al Borussia en la final disputada el mes de mayo en Wembley, recibió un
total de 55,046 millones de euros de la UEFA. De esa cantidad, 35,9
millones son por participar, ganar partidos y por otros objetivos desde
la fase de grupos hasta la final, y los otros 19,146 millones de euros
son por los derechos televisivos. El Dortmund, su rival, ganó un total de 54,161
millones de euros: 32,4 por participar, ganar partidos y por otros
objetivos, y 21,761 por derechos de televisión. De esas
cantidades, el Bayern recibió 10,5 millones de euros por ganar la final,
mientras que el Dortmund cosechó 6,5 millones de euros por el
subcampeonato.

Pero también hay otros equipos que han conseguido grandes
cantidades de dinero: Juventus (65,3 millones), AC Milan (51,4
millones), Real Madrid CF (48,4 millones), FC Barcelona (45,5 millones) y
Paris Saint-Germain FC (44,7 millones). De los 904,6 millones de euros
que se han repartido entre los 32 equipos participantes a partir de la
fase de grupos, 495 fueron en conceptos fijos y 409,6 por temas de
derechos televisivos.

Los 32 equipos participantes recibieron un
mínimo de 8,6 millones de euros de acuerdo al sistema de distribución.
Además, se pagó una bonificación extra por los resultados conseguidos en
la fase de grupos: los equipos recibieron 1.000.000 de euros por cada
victoria y 500.000 por cada empate. El Dortmund (con cuatro victorias y
dos empates) y el PSG (cinco victorias) recibieron 5 millones de euros
cada uno. Los clubes, según fueron superando las rondas de
eliminatorias, recibieron pagos adicionales. Los que alcanzaron los
octavos de final recibieron 3,5 millones de euros cada uno, los
cuartofinalistas 3,9 millones y los cuatro semifinalistas 4,9 millones.

El
dinero del mercado televisivo fue distribuido según el valor
proporcional del mercado televisivo nacional de cada equipo
representado, entre otros factores, así que las cantidades recibidas
varían de un país (o federación nacional) a otro.

Los clubes que
tomaron parte en las rondas de clasificación de la UEFA Champions League
también recibieron un pago solidario. Los 20 equipos que disputaron el
play-off recibieron 2,1 millones de euros cada uno, independientemente
del resultado de sus eliminatorias.

Por su parte, la UEFA distribuyó un total de 209 millones de euros a los equipos que jugaron la UEFA Europa League la pasada temporada. Los beneficios generados por el marketing centralizado de la UEFA
Europa League, además de 40 millones de euros adicional que llegan de la
parte de la UEFA Champions League, fueron redistribuidos entre los 48
conjuntos que formaron parte desde la fase de grupos en adelante, además
de los ochos equipos que se unieron a la competición en los
dieciseisavos de final tras acabar terceros en sus grupos de la UEFA
Champions League.

El Chelsea CF, ganador de la competición, logró
embolsarse 10,7 millones de euros tras iniciar su participación en el
torneo en los dieciseisavos de final y ganar el trofeo con un triunfo
por 2-1 contra el SL Benfica en la final de mayo jugada en Ámsterdam. El
Benfica recibió cerca de 5,7 millones de euros tras su largo camino
hacia la final, que también comenzó desde las rondas de eliminatorias.

Cada
uno de los 48 clubes en la fase de grupos obtuvo una bonificación de
participación de 1,3 millones de euros. Además, cada equipo recibió
200.000 euros por victoria y 100.000 euros por empate durante los
partidos de la fase de grupos. El Olympique Lyonnais fue el conjunto que
más ingresos obtuvo en la fase de grupos, ya que logró cinco victorias y
un empate, por lo que alcanzó la cifra de 1,1 millones de euros.
Además, dependiendo del puesto ocupado en el grupo durante dicha fase,
se recibió una determinada cantidad. El primero de grupo fue premiado
con 400.000 euros y el subcampeón con 200.000 euros.

Cada equipo
que disputó los dieciseisavos de final recibió un extra de 200.000
euros, mientras que con el paso de rondas fue aumentando la cantidad.
Los conjuntos que disputaron los octavos de final percibieron 350.000
euros cada uno, los que jugaron los cuartos de final 450.000 euros y los
que alcanzaron las semifinales 1 millón de euros. El Chelsea logró un
pago adicional de 5 millones de euros por ganar la final de Amsterdam
ArenA y el Benfica alcanzó los 2,5 millones de euros como subcampeón.

Además,
83,5 millones de euros llegaron del mercado televisivo. La mitad de esa
cantidad (41,75 millones de euros) fue repartida en función de una
serie de factores, como el valor proporcional del mercado televisivo
nacional de cada equipo representado y la actuación del equipo en su
anterior competición nacional.

La otra mitad se dividió en seis
bombos, uno por cada ronda de la competición. Estos bombos, de más a
menos desde la fase de grupos (16,7 millones de euros) hasta la final
(1,67 millones de euros), fueron luego distribuidos en función del valor
en sus respectivos mercados, entre las federaciones nacionales
representadas en cada ronda final. Para federaciones con más de un
representante, se dividió en partes iguales entre esos clubes. El
Chelsea, campeón del torneo, recibió más de 3,7 millones de euros del
mercado televisivo y cerca de otros 7 millones por participar, ganar
partidos y por otros objetivos.