La UEFA prefirió suspender la EURO a cancelarla

0
Euro2020
  • Una cancelación hubiera supuesto pérdidas para el organismo de más de 2.500 millones de euros
  • La organización reza para que la situación mundial mejore de aquí a un año vista

La emergencia sanitaria que vive el planeta como consecuencia del Covid-19 no ha sido ajena a ningún estamento. A nivel deportivo, y dentro del mundo del fútbol en particular, la celebración de eventos tan sumamente importantes como la Eurocopa de fútbol en este mismo 2020 dejó encima de la mesa del máximo organismo del fútbol europeo una disyuntiva sobre la que ya se ha pronunciado.

¿Suspender o Cancelar?

Según iba avanzando la crisis sanitaria del Covid-19 a nivel mundial, en los despachos de la alta dirección de la UEFA comenzaron a barajarse posibles soluciones para su principal evento a nivel de selecciones nacionales, la Eurocopa de este año 2020, con el objetivo de tratar de mitigar o reducir el daño económico que iba a suponer, se tomara la decisión que se tomara, a sus arcas.

Sobre la mesa dos alternativas: o bien cancelar la edición del presente año, una edición multisede que iba a conmemorar el 60 aniversario del torneo, o bien posponerla al 2021. La primera opción rápidamente intentó ser descartada por la organización: cancelar el torneo y no celebrarlo hubiera supuesto para la organización el incurrir en pérdidas cercanas a los 2.500-3.000 millones de euros, un escenario del que el máximo organismo europeo quiso alejarse a toda costa.

La FIFA colabora

Descartada la primera opción, solo quedaba como alternativa posponerla al año 2021, una opción que necesitaba la necesaria colaboración de otros importantes organismos. Por de pronto, el retrasar el torneo a las mismas fechas previstas, del 11 de junio al 11 de julio, pero del año 2021, conlleva que el torneo masculino coincida durante cuatro días con la Eurocopa de Naciones femenina, también organizada por la UEFA, con lo que ello puede tener de efecto negativo para ambas competiciones (presumiblemente el campeonato femenino).

Pero había más obstáculos: la CONMEBOL también decidía el mismo día posponer la celebración de la Copa América 2020 al año 2021, lo que podía generar un conflicto con los Clubes al tener diferentes fechas de celebración. Sin embargo, la CONMEBOL decidió poner las mismas fechas que la Eurocopa al objeto de tener un sólo periodo de cesión de jugadores a las selecciones nacionales por parte de los clubes.

Otro organismo que también se subió al carro de las colaboraciones fue la FIFA. Tanto la Eurocopa como la Copa América coinciden con el Mundial de Clubes, que debía jugarse del 17 junio al 4 julio del año próximo y que contará con 23 equipos. En este sentido, la FIFA confirmó que se moverían las fechas para celebrarlo más tarde ese año, en 2021, o bien en los dos siguientes, un gesto que agradeció enormemente tanto la UEFA como la CONMEBOL.