La UEFA aprovecha la Euro para hacer caja a través de las sanciones

0

Apenas un día antes de que se celebre la gran final de la Eurocopa 2012, que enfrentará a las selecciones de España e Italia, es curioso el informe que ha llevado a cabo el canal francés sportune para poner de manifiesto otra competición que se está celebrando durante la Euro: la de las sanciones que impone la UEFA y que, a fin de cuenta, no son más que otra forma de obtener y recaudar dinero por parte del máximo organismo del fútbol europeo.

Así, mientras Iniesta, Balotelli, Ronaldo y compañía se debatían en los terrenos de juego para lograr meter a sus selecciones en las rondas finales de esta Euro, la UEFA se debatía y luchaba en los despachos para, bajo la excusa de velar por el cumplimiento de una serie de normas, imponer sanciones que, a la postre, han supuesto el ingreso de unas buenas cantidades de dinero a las arcas del organismo que preside Michel Platini. Vamos a hacernos eco del resultado de las 10 mayores sanciones de esta Euro:

Puesto número 10: Portugal
La UEFA condenó a pagar una multa de 7.000 euros a la Federación Portuguesa de Fútbol por el intento de un hincha portugués de saltar al terreno de juego en el partido de cuartos de final que enfrentó a Portugal y a la República Checa y que acabó con victoria de los lusos por 1-0.

Puesto número 9: Alemania
Con una sanción de 10.000
euros castigaba la UEFA a la DFB, la Federación Alemana de Fútbol, por
el lanzamiento de bolas de papel de sus aficionados en el primer
encuentro de la selección alemana en esta Eurocopa, ante Portugal, que
acabó con victoria alemana por 1-0. Cara les han salido las pelotitas de
papel a los alemanes.

Puesto número 8: España
Va subiendo la cuantía. 20.000 euros ha tenido que pagar la Federación Española de Fútbol por los insultos racistas que sus aficionados vertieron en el partido que disputó España ante Italia de la primera fase y que acabó con empate a un gol.

Puesto número 7: Alemania
Segunda sanción para la DFB, en esta ocasión por el uso de vengalas, cantos inapropiados y pancartas ofensivas en el encuentro que disputaron alemanes y daneses. El importe, 25.000 euros.

Puesto número 6: Croacia
Primera sanción a Croacia. No deben estar muy contentos en la Federación Croata con la actitud de sus aficionados. En esta primera advertencia de la UEFA, el motivo de la sanción es el lanzamiento de botes de humo y vengalas al terreno de juego en su encuentro ante Polonia. Resultado: 25.000 euros de multa.

Puesto número 5: Croacia
No dejamos a Croacia. Tras esa primera sanción, a continuación llega en seguida otra, en esta ocasión por 30.000 euros, por pancartas con mensajes racistas y volver a lanzar botes de humo y vengalas en el encuentro que disputaron ante España.

Puesto número 4: Rusia
No se ha librado Rusia. Los cánticos racistas y las pancartas ofensivas mostradas durante el encuentro ante la República Checa fueron motivos más que suficientes para que la UEFA les impusiera 30.000 euros de sanción.

Puesto número 3: Rusia
Otra vez la Federación Rusa tuvo que hacer frente a otra sanción por el mismo motivo que el anterior añadiéndole ahora el lanzamiento de vengalas y botes de humo al terreno de juego en el encuentro ante Grecia. Resultado: 35.000 euros de sanción.

Puesto número 2: Croacia
El partido ante Italia supuso el punto culminante de sanciones para la Federación Croata. La presencia de Mario Balotelli en el conjunto italiano se tradujo en una oleada durante todo el encuentro de insultos racistas hacia su persona agravada por el lanzamiento de botes de humo y vengalas. La sanción: 80.000 euros.

Puesto número 1: Nicklas Bendtner (Dinamarca)
Es curioso, y demuestra el talante recaudatorio de muchas medidas de la UEFA, que precisamente la sanción más alta impuesta durante esta Eurocopa no provenga de condenar insultos racistas, actos vandálicos, lanzamientos de vengalas, etc…sino que procedan por la acción de un futbolista danés, Nicklas Bendtner, en el encuentro que disputó Dinamarca ante Portugal y que la UEFA consideró como prácticas de ambush marketing (Ver Artículo en MD) por mostrar a un sponsor no oficial de la competición. Su sanción: 100.000 euros y un partido de suspensión. Cuanto menos curioso el caso que imponga esta desproporcionada sanción, muy superior a las impuestas anteriormente por motivos más que justificados. La situación se agrava si poco después, en el partido de cuartos que enfrentó a España y Francia, la estrella internacional francesa Frank Ribery, a la finalización del encuentro, realiza la misma acción que el danés y la UEFA no le sanciona (Ver Artículo en MD).